Electrodomésticos hechos para durar

La diferencia entre una lavadora buena y una normal no son solo los programas, las funciones o el ahorro energético. La diferencia está en lo que no se ve, en esas tecnologías que alargan la vida de un electrodoméstico. Un ejemplo es el tambor E-Protect de nuestras series 2, 3 y 4, y su sensor Smart Load de carga inteligente que cumple una doble función.

Por un lado, mide la cantidad de ropa que introducimos en el tambor para utilizar solo el agua y la energía necesarias para cada lavado. Por eso, nuestras lavadoras son unas de las más eficientes del mercado.

Por el otro, activa un sistema de protección del tambor cuando detecta que se ha introducido mucha o muy poca cantidad de ropa. En algunas ocasiones, las lavadoras no terminan su ciclo de lavado porque el centrifugado se detiene. Lo que en principio parece una avería, se trata en realidad de un sistema de protección incorporado en las lavadoras EVVO para evitar que el eje del tambor de deteriore de forma irreversible.

Para una colada de prendas de algodón, nosotros recomendamos siempre que el tambor se llene, como máximo, 3/4 partes, dejando entre 4 dedos y una cuarta por encima. ¿Por qué? Principalmente porque las ropa necesita espacio para moverse. Si se llena demasiado, las prendas estarán apelmazadas, el detergente no penetrará en los tejidos y el agua no circulará. Consecuencia: las prendas no se lavarán bien y es muy probable que salgan con restos de detergente.

Por eso, siempre indicamos que los kilos de carga máxima son orientativos y se calculan con la ropa mojada, por lo que es muy importante no llenar nunca el tambor al máximo. Menos aún si se trata de tejidos sintéticos, mixtos o prendas de lana, que absorben mucha más agua y que necesitan más espacio que el algodón para completar un lavado perfecto.

 

Edredones, mantas, sabanas o toallas deben lavarse solos siempre que sea posible y no superen la carga máxima del aparato.

Solucionar este problema es muy fácil: solo hay que detener el lavado pulsando durante tres segundos el botón de Play/Pausa hasta que la puerta se desbloquee, sacar tres o cuatro prendas, cerrar, pulsar de nuevo el botón de Play/Pausa y comprobar que la máquina centrifuga.

Si lo hace, se trataba de un exceso de carga. De lo contrario recomendamos contactar con social@evvohome.com o llamar al 923 018 890 para proceder a su revisión por parte de nuestro servicio técnico.

Es necesario hacer esta comprobación antes de enviar al servicio técnico ya que, si se desplaza al domicilio del cliente y no detecta avería sino que se debe al correcto funcionamiento del sensor, será el usuario el que tendrá que abonar la intervención del técnico.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: