RESOLVEMOS LA GRAN DUDA: ¿DETERGENTE LÍQUIDO O EN POLVO?

33078171055_324acfed00_o

RESOLVEMOS LA GRAN DUDA: ¿DETERGENTE LÍQUIDO O EN POLVO?

Tres son las preguntas que atormentan a la humanidad:

– ¿Existen los extraterrestres?

– ¿Hay vida después de la muerte?

– ¿Mejor detergente líquido o en polvo?

Para las dos primeras tenemos las respuestas, pero no te las vamos a contar hoy, las dejamos para otro artículo. La tercera, que va de lavadoras, y de eso sabemos bastante en EVVO, siempre ha generado discusión. Aunque no te lo creas hay verdaderos defensores del detergente en polvo y adoradores del líquido. Hay gente para todo.

Por nuestra experiencia y los test de laboratorio que hemos hecho, la respuesta es sencilla: siempre es mejor usar detergente líquido. ¿Por qué somos tan tajantes? Pues porque está comprobado que el detergente en polvo es más abrasivo con la ropa y, sobre todo, puede acumularse en ciertas partes de tu lavadora y acabar con ella en pocos años.

Cuando usas detergente en polvo pueden quedar partículas no disueltas dentro del tambor que se adhieren a la ropa y no se van con el aclarado. El efecto se potencia con aguas duras, porque parte del detergente se combina con las sales del agua y queda neutralizado para el lavado, formando una especie de pasta gris. El resultado son restos de jabón en la ropa, mientras que en la máquina se puede ir acumulando en conductos y orificios, lo que hace que tu lavadora funciones peor y, con el paso del tiempo, llegue incluso a estropearse.

detergent-460472_640

El detergente en polvo suele ser algo más económico y eficaz contra las manchas pesadas como las de barro debido a la mayor fricción con el tejido (que también produce mayor desgaste). El problema es que necesita una temperatura superior a 30 grados para que se disuelva bien con el agua, por lo que conseguir un lavado perfecto requiere de un mayor consumo energético.

El detergente líquido se disuelve mejor en agua, incluso a bajas temperaturas, penetra mejor en la ropa y está recomendado para lavadoras de alta eficiencia como las de EVVO, que consumen poca agua y energía. En caso de manchas muy resistentes es mejor aplicar unas gotas directamente sobre la prenda antes de iniciar el ciclo de lavado.

Cuatro argumentos más a favor del detergente líquido:

– Los envases son más pequeños, más cómodos de transportar y de dosificar.

– Es menos abrasivo con la ropa, perfecto para prendas delicadas y de color, y menos agresivo con la piel (especialmente indicado para personas con piel sensible, bebes, etc.)

– Es más eficaz con las manchas de grasa porque se diluye mejor y penetra de forma más suave entre las fibras.

– Comparado con el detergente en polvo es más respetuoso con el medio ambiente, aunque sigue contaminando nuestros ríos, por eso te recomendamos que uses siempre un detergente ecológico, ya hay muchos en el mercado y no son tan caros.

Sin comentarios

Haz un comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 0
0

Tu carrito