¿Aún lavas tu ropa de lana a mano?

fondo banner

¿Aún lavas tu ropa de lana a mano?

Con estos fríos, la mejor aliada es una buena prenda de lana, cálida y suave. Sin embargo, siempre surge el problema del lavado. ¿Se puede o no se puede meter la lana en la lavadora? ¿Hay que hacerlo a mano sí o sí como decían nuestras abuelas?

Lo cierto es que la lana es un tejido natural que requiere unos cuidado especiales y que no siempre conocemos. La lana no absorbe la humedad y, por tanto, es difícil que se manche. La mayoría de las veces no es necesario lavar la prenda, basta con airearla en un lugar con sombra para quitar los olores y lavarla, como mucho, una vez al año si es una prenda que se usa con frecuencia.

 

t9Btfuv

 

1. Si eres de los que prefiere lavar las prendas a mano, remoja bien la prenda, dale pequeños golpes y aclárala. Nunca la frotes contra sí misma, porque la lana se convertirá en fieltro y es probable que le salgan bolas. Recuerda usar un detergente para lana.

2. Si prefieres que las máquinas hagan ese trabajo por ti (que para eso se han inventado) selecciona el programa especial para lana de tu lavadora, como el que incluyen las series 3 y 4 de EVVO.

3. Primero deja la prenda en remojo en agua fría al menos dos horas. Así se empaparán bien las fibras y evitaremos que se encojan al pasarlas a la lavadora.

4. Es muy importante revisar la etiqueta de la prenda. Si tiene el símbolo de lavado a máquina entonces selecciona el programa de lana de tu lavadora EVVO, elige la temperatura adecuada según la etiqueta, pero recuerda que la lana se lava siempre con agua fría. Y pon un detergente específico para este tipo de tejidos.

1. Lavado a máquina. 2. Lavado a máquina delicado. 3. No lavar a máquina. 4. Lavar a mano.

1. Lavado a máquina. 2. Lavado a máquina delicado. 3. No lavar a máquina. 4. Lavar a mano.

 

5. El tambor E-Protect de las lavadoras EVVO está concebido para cuidar tu ropa. Su diseño en forma de diamante minimiza el roce de la ropa con el tambor. Las palas con forma de “s” ayudan a distribuir las prendas en cada giro, y el diseño de la puerta ayuda a mantener la ropa en el centro del tambor.

6. No cuelgues las prendas de lana de una cuerda ni con pinzas porque se deformará. Para secarla ponlas sobre una toalla en un lugar ventilado y espera a que se sequen.

Foto superior: goo.gl/Pt9uqq

Sin comentarios

Haz un comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0 0
0

Tu carrito