Todo lo que debemos saber antes de elegir una lavadora

¿Acaso hay alguna duda? La lavadora es un electrodoméstico indispensable para hacer nuestra vida mucho más cómoda e higiénica. Pero, ¿sabemos elegir la más conveniente? Para lograrlo, hay que tener en cuenta las necesidades que tenemos en casa, así como las diferentes prestaciones del aparato, lo que implica pensar en el tipo de carga, las revoluciones e incluso su eficiencia energética.

Elegir lavadora: tres tipos

En primer lugar debemos tener presente que no existe un solo tipo de lavadora sino tres, y todo depende de la posición del tambor, de la ubicación de la puerta, y, por supuesto de las funciones.

Asimismo, hay variaciones en los modos de centrifugación y empleo del agua, la cantidad de ropa que pueden cargar y la eficiencia

En este sentido, encontraremos los siguientes:

De carga frontal

Eficiente y muy versátil. Esta lavadora brinda multiplicidad de programas, pero para algunos usuarios puede ser incómoda, pues deben agacharse para introducir la ropa por la puerta delantera. Estas lavadoras pueden ser independientes para ser instaladas de modo aislado debajo de una encimera, integrables, que pueden encajarse en muebles de cocina y de fondo reducido, con menor profundidad.

De carga superior

En este tipo de lavadora introducimos la ropa por el lado superior, y esto se debe a la posición lateral del tambor. Es más alta y menos ancha por lo que resulta ideal para instalar en espacios reducidos. Si bien elimina la incomodidad de agacharse, para algunas personas podría ser difícil llegar al fondo del tambor al momento de extraer la ropa.

De lavado y secado

Se trata de una lavadora-secadora que combina las funciones de lavado y secado en un solo aparato. Es aconsejable cuando tenemos un espacio reducido en el hogar y no tenemos la posibilidad de secar la ropa al aire libre. Su tamaño es similar al de una lavadora de carga frontal.

Elegir lavadora: capacidad de carga

Cuando buscamos qué lavadora elegir, uno de los aspectos fundamentales a tomar en cuenta es la capacidad de carga, algo que determinamos en función de cuántas personas residen en casa. Por supuesto, si hay niños debemos pensar en necesidades de carga más grandes.

Un criterio orientativo podría ser el siguiente:

  • Si en casa habitan 1 ó 2 personas, y la lavadora se utiliza al menos 4 veces por semana, la capacidad que necesitamos es de 5 a 6 kg.
  • Si en casa viven 3 ó 4 personas y la lavadora se utiliza entre 4 y 5 veces por semana, la capacidad que requerimos es de 7 a 8 kg. 
  • En caso de que haya más de 4 personas en la vivienda y la lavadora se utiliza al menos 6 veces por semana, la capacidad que necesitamos es de 9 kg o más. 

Elegir lavadora: centrifugación

La velocidad del centrifugación es otro elemento que no podemos olvidar al elegir una lavadora, pues las revoluciones por minuto que logra el motor determinan como de seca quedará la ropa. 

Los expertos recomiendan un mínimo de 600 rpm para conseguir resultados aceptables, pero hoy en día casi todos los modelos de lavadora van desde las 1.000 rpm. Sin embargo, debemos destacar que cuando residimos en lugares muy fríos y húmedos, la velocidad de centrifugación debería alcanzar las 1.600 rpm.

Elegir lavadora: los programas

Elegir bien la lavadora implica sacarle el máximo partido sin gastar de más y por ello debemos fijarnos bien que no estemos pagando un precio más elevado por programas que nunca vamos a utilizar.

Por tanto, lo importante es que incluya lavado en frío, así como la opción de escoger la temperatura  por separado y los programas rápidos. 

Algo más: para que todo el procedimiento se adapte al consumo de energía y agua sugerido en el protocolo energético, es necesario usar el programa algodón ECO propuesto en las instrucciones.

Elegir lavadora: ruido

La vibración del ciclo de centrifugado suele producir bastante ruido, algo que los fabricantes han tratado de corregir mejorando los mecanismos de sus motores incluyendo paneles que reducen el nivel de los decibelios. Este aspecto es relevante porque la lavadora podría ser tan ruidosa que molesta a los inquilinos e incluso a los vecinos. 

En este sentido, la etiqueta energética tiene el número de decibelios que genera la lavadora. Solamente desde los 65 dB el ruido creado por el electrodoméstico comienza a molestar.

Elegir lavadora: Tecnología Smart

No podemos descartar la opción de una lavadora inteligente, cuyos procesadores sean capaces de ajustar desde la temperatura hasta el uso de detergente mediante útiles programas de lavado.

Y hay más, porque la conectividad avanzada hace que algunos modelos puedan controlarse desde el móvil mediante una App, e incluso podemos hacer que un asistente como Alexa encienda la lavadora mientras nosotros vamos de compras. Obviamente, estamos hablando de modelos de precios más elevados.

Elegir lavadora: Consumo energético

El hecho de que una lavadora sea un dispositivo de uso muy frecuente hace que el consumo energético se convierta en un elemento decisivo al momento de elegir el modelo que necesitamos. Ahorrar agua y energía eléctrica es un factor de peso, así como la sostenibilidad ecológica.

Por ello, el Reglamento UE 2017/1369 ha redefinido la clase energética mediante nuevos límites de consumo y una clasificación energética que nos sirve de guía al escoger la lavadora que queremos.

Existen siete clases energéticas, de la A a la G, basadas en el consumo anual de energía donde un producto altamente eficiente aparece con el color verde oscuro mientras que si tiene un color rojo es un indicativo de baja eficiencia. 

Igualmente, estos modelos incluyen pictogramas que explican la clase de eficiencia en el centrifugado, el consumo de agua o la emisión de ruido. Incluso es posible acceder a un código QR para obtener más datos sobre la lavadora

Es importante resaltar que, junto con el frigorífico y el televisor, la lavadora es un electrodoméstico que tiene un alto consumo eléctrico, a lo que debemos sumar el gasto de agua. Por ello, si elegimos una con programas a baja temperatura estaremos ahorrando dinero.

Dejar un comentario