¿Cómo y cuándo utilizar el ventilador del horno?

La función principal del ventilador del horno es distribuir y hacer circular el aire en el interior. De esta forma el aire caliente logra llegar a los alimentos de forma homogénea. Básicamente, los alimentos se cocinan rápido y uniforme durante la cocción. Una gran ventaja es que los alimentos no se quedan secos al cocinarse precipitadamente

Lo más delicioso que hay en el mundo es disfrutar de las diferentes preparaciones de los alimentos. En realidad existe gran variedad de productos que facilitan su procedimiento, de esta forma se obtienen los diferentes sabores y texturas. Es por esta razón que el ventilador del horno tiene la capacidad de otorgar textura y sabor como ningún otro modo en el horno. 

En la actualidad el mercado ofrece diferentes modelos de hornos que incluyen una amplia variedad de funciones, entre ellas el ventilador del horno. En muchos casos no se usa esta función porque la mayoría no sabe para qué sirve o cuál es el momento justo para usarlo. 

La capacidad del ventilador del horno está incluida como un componente para distribuir y circular el aire caliente en la parte interior. Es muy importante saber cómo funciona este aparato para tener en cuenta cómo preparar deliciosas recetas. Por ejemplo, una gran opción es un rico asado acompañado de verduras asadas, deliciosas. 

El ventilador del horno sirve para controlar en un espacio cerrado el calor. Es por esto que con la cocción se puede mantener las grasas naturales del alimento, permitiendo así más sabor en tus platos. No obstante, la cocina cuenta con muchos secretos y esta función forma parte ellos.

En este sentido, el horno tradicional incluye funciones como la temperatura, tiempo y resistencia de cocción. En cambio, el de convección tiene un sistema de ventilador y el mixto incorpora un generador de vapor que favorece a la compensación en cuanto a la pérdida de humedad en el alimento.

Es fundamental conocer para qué sirve el ventilador del horno. Te invito a continuar leyendo este artículo y conocerás más sobre su funcionamiento y las consideraciones al momento de utilizarlo.

¿Para qué se usa el ventilador del horno?

Esta función es perfecta para que el aire circule durante la cocción de los alimentos, de esta forma se acelera su preparación porque el aire caliente cocina de forma uniforme. Gracias a esta función, los alimentos se mantendrán jugosos, es más efectivo cuando se trata de la preparación carnes alcanzando un punto exacto.

Por otra parte, el ventilador del horno también se usa para descongelar rápidamente los alimentos. Para que la descongelación sea uniforme en todo tipo de alimentos, solo se debe seleccionar una temperatura baja y la opción del ventilador. Cuando el alimento esté totalmente descongelado, se selecciona el ciclo de cocción más adecuado a sus necesidades.

Básicamente, el ventilador tiene la capacidad de minimizar el tiempo de cocción, para degustar alimentos más jugosos por dentro en tiempo récord. Ahora bien, cómo saber el momento de usar esta función, sigue leyendo para conocer más.

¿Cuál es el método de cocción adecuada?

La pregunta que muchos se hacen es qué será mejor el horno ventilado o estático. En realidad es que ha llegado a preocupar a los mejores chefs que tienen más experiencia y necesitan de lo bueno cuando están creando nuevas recetas.

Es probable que no haya una respuesta definitiva, pero lo importante es saber diferenciar cada tipo de cocción y saber escoger para la ocasión en base a la estrategia de ensayo/error. Lo esencial, es que el tipo de horno que se escoja pueda tener ambas funciones.

Principalmente, hay que saber diferenciar los tipos de calor que aseguran la manera correcta de cocinar los alimentos. Entonces, es fundamental saber diferenciar entre el horno ventilado y horno estático. 

Básicamente, el ventilador de horno mantiene una cocción uniforme y sabe distribuir el aire en la parte interna. En cambio, el horno estático produce el calor de manera vertical y horizontal.

Asimismo, es importante saber que los niveles de temperatura difieren, por ejemplo entre 20 grados y 180 grados en el horno estático es igual a 160 grados en el ventilador del horno.

¿Cuáles son los tipos de hornos con ventilador?

A continuación, conoce los tipos de hornos con ventilador que hay en el mercado:

Hornos multifuncionales

A diferencia del horno convencional, este tipo de horno cuenta con un ventilador que puede distribuir el aire caliente en el interior de forma uniforme. Por consecuencia, los resultados del horneado son los perfectos.

Este modelo tiene funciones de calentamiento, pero también incluye aire caliente, función pizza, modo eco, precalentado, grill con aire caliente, entre otros. Los resultados son los mejores, pues cada cocción es inmejorable, tanto que el bizcocho será el más exquisito.

Hornos con vapor añadido

En los hornos con vapor añadido el ventilador del horno es fundamental. La gran ventaja es poder hornear los alimentos con un poco de humedad, de manera que las recetas queden jugosas. En cambio, los asados estarán crujientes por fuera y suaves por dentro.

Un valor extra es que en estos hornos se puede regenerar la comida como si estuviera recién preparada. Además, son de gran utilidad para fermentar las masas, de esta forma es más efectiva. 

Hornos con vapor 100 %

Los hornos con vapor 100 % se pueden preparar alimentos más saludables como verduras, postres, pasteles, pescados o carne. El resultado final son alimentos sin grasa. 

Además, el ventilador del horno permite que los aromas de los alimentos no se mezclen. En este caso la cocción a vapor es más eficiente porque se basa en calor superior, inferior o solo aire caliente. Es una manera de ahorrar dinero, tiempo y energía.

¿Cuáles son las funciones del ventilador del horno?

El ventilador del horno tiene distintas velocidades y por supuesto la función básica. Hay modelos que pueden tener ciertas funciones específicas para cada cocción. A continuación, conocerás algunas de sus funciones:

  • Función convencional: En este caso la función de ventilador es para circular el aire y que el hueco del horno caliente uniformemente cada espacio por igual. Es ideal para los toques crujientes.
  • Función turbo: Brinda más circulación de aire y es la indicada para las comidas saludables. Se recomienda usar esta función combinándolas con una bandeja que sea adecuada a la entrada de aire desde la parte inferior.
  • Función pizza: Se combina el ventilador del horno y el calor superior. Son perfectas para piezas planas como la lasaña, que solo se gratinan en la superficie y que el resto de la temperatura se mantenga.
  • Función horno de leña: El ventilador del horno se activa con el calor inferior y llega a replicar la función del horno de leña tradicional.

¿Cuándo utilizar el ventilador del horno?

Es esencial saber el momento para usar el ventilador del horno, por ejemplo, se recomienda para todo tipo de asado como cerdo, pollo y ternera. También es excelente cuando se trata de preparar exquisitos postres o para el horneado de pan. En general, para las recetas que requieren distribución del calor de forma homogénea para que la cocción sea exacta.

En cuanto a los postres no se aconseja utilizarlo por más de 10 minutos. Por ejemplo, el efecto en los bizcochos es que permiten que suban, pero no dejar pasar mucho tiempo porque se queman o se secan. 

Es importante usar esta función con cierta precaución, pues es muy útil pero si nos descuidamos podemos quemar nuestros alimentos o dejarlos secos.

¿Cuáles son las recomendaciones para usar el ventilador del horno?

A continuación se presenta algunas recomendaciones para usar de manera correcta el ventilador del horno:

  • No se recomienda dejar encendido el ventilador del horno hasta 10 minutos cuando se trata de repostería. Por supuesto, dejarlo encendido hace que la temperatura aumente, pero se debe tener cuidado porque el alimento se quema, es por ello que se tiene que usar con precaución.
  • Esta función puede resecar la masa del bizcocho y no mantiene la humedad por el flujo del aire. Si esto sucede, es mejor no usar esta función, para un buen resultado, es preferible colocar el alimento en medio y seleccionar la opción para el calor de abajo y arriba sin ventilador.

¿Qué no se debe hacer al utilizar el ventilador del horno ?

Para algunas personas utilizar el ventilador del horno resulta ser desconocido. Es por ello que se debe tener en consideración algunos aspectos:

  • No todos los alimentos necesitan de precalentamiento, entonces, si se precalientan se colocan los alimentos a una altura correcta y controlar la temperatura y el tiempo. En cambio, si se necesita cocinar a 180 grados, se enciende el horno y cuando alcance dicha temperatura, el temporizador dará un aviso. 
  • Si los alimentos no se colocan a una altura que corresponde, esto es porque el calor del horno va de abajo hacia arriba. Entonces, hay que tener en cuenta que cuánto más alto, más se concentra la temperatura y es perfecto para cocciones rápidas como gratinar.
  • Hay que saber usar la función del vapor en hornos mixtos. Hoy en día hay diseños modernos como el de convección que tiene esta función, pero no generan vapor, sino que tienen un vaporizador de agua que entra en contacto con el calor para convertirse en vapor. Esto permite hidratar la cocción en los alimentos.
  • No es buena idea abrir el horno y mantener la cara cerca cuando se abre. No es conveniente abrir y cerrar porque se pierde la temperatura y eso repercute en tus recetas, sobre todo las de repostería. Se puede abrir cuando la preparación es de ternera cuando ha pasado el tiempo para medir la temperatura de la carne. Hay que tener cuidado al abrir el horno acercando la cara porque se podría quemar con la temperatura interna.
  • Los recipientes perfectos deben ser de vidrio, loza o de acero inoxidable, con fondo plano si hay elaboraciones más profundas. Del mismo modo, al utilizar el ventilador del horno, se debe extraer con cuidado los recipientes porque tienen aceites o jugos. Con la ayuda de guantes protectores o trapos súper secos porque la humedad conduce el calor.
  • El pescado es un alimento que necesita de poca temperatura, ya que de lo contrario quedará muy reseco. Lo mismo sucede con la carne, aunque en este caso debe ser más baja. En cambio, si el plato va acompañado de verduras, estas deben estar precocidas para que pueda haber una cocción uniforme.
  • En cuanto a las verduras, estás deben ser carnosas como la cebolla, tomate, calabaza y berenjena requieren de más tiempo, a diferencia del calabacín que está en corto tiempo.

¿Cómo mantener la limpieza del horno?

Todo tipo de electrodoméstico debe mantenerse en buen estado y por supuesto la limpieza es completamente indispensable. Para conservar la calidad del ventilador del horno es necesario realizar el mantenimiento periódicamente para que su funcionamiento tenga larga durabilidad. En algunos hornos se incluye la función de limpieza, esta se conoce como pirólisis. 

Al activarse está función, se debe retirar con anterioridad los accesorios, la parte interna del horno puede llegar a 500 grados y se puede quemar todo. Se debe retirar las cenizas con la ayuda del paño húmedo, es sin duda una función muy eficiente. 

Existe otro tipo de programa aquálisis pero se necesita depositar el agua para la base del horno. También, se puede hacer de manera convencional con desengrasante y agua para aprovechar el calor residual porque facilitar la extracción de la suciedad.

Para finalizar, hay que considerar esta información cuando se utilice el ventilador del horno porque es un gran aliado para la mayoría de las preparaciones de alimentos. Desde ya se ha convertido en un electrodoméstico de gran utilidad porque se obtendrá una cocción más rápida y homogénea. 

Es el momento de sacar el máximo partido al ventilador del horno, es perfecto para sorprender a la familia durante todo el año.

Dejar un comentario