Así es el nuevo etiquetado de eficiencia energética de la Unión Europea

Seguro que has oído que no todos los electrodomésticos consumen la misma energía ni expulsan los mismos contaminantes aunque hagan la misma función. Esto se debe a la mejora de la eficiencia energética marcada por la UE para que los electrodomésticos consuman menos energía y disminuyan las emisiones de residuos perjudiciales para el medio ambiente.

Según datos de la Unión Europea, cerca del 85% de los consumidores tienen en cuenta la eficiencia energética a al hora de comprar un electrodoméstico. Para reflejar esta información la UE ha creado la Etiqueta de Eficiencia Energética (EEE), que se debe incluir en cada uno de los electrodomésticos vendidos en todos los países de la UE.

¿Sabes que miden estas etiquetas y cuál es su fin? En este post te contamos todo lo que tienes que saber acerca de la Etiqueta de Eficiencia Energética para que empieces a ahorrar antes de comprar tus electrodomésticos nuevos.

¿QUÉ ES LA ETIQUETA DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

Con el fin de que los consumidores pudieran conocer el gasto que genera cada electrodoméstico, la Unión Europea creó en 1994 la Etiqueta de Eficiencia Energética (EEE). Esta etiqueta informa de la energía que va a consumir un electrodoméstico. Gracias a esto podemos hacer comparaciones entre el gasto que genera un aparato u otro al hacer una misma tarea.

Esta exitosa iniciativa de la UE se está ya implantando con etiquetas similares en otros muchos países de todos los continentes, preocupados por la eficiencia energética y contribuir al cuidado del medio ambiente.

Según el Eurobarómetro especial 492 de la UE, el 93% de los consumidores conocen la existencia de estas etiquetas y el 79% se fijan en ellas al comprar un electrodoméstico.

Es importante entender que aunque a simple vista puede parecer que la eficiencia energética del electrodoméstico a empeorado con la nueva etiqueta en realidad esto no es así. Tan sólo se ha creado una nueva escala de clases energéticas con una categoría superior y más eficiente que la actual A+++.

¿QUÉ INFORMACIÓN ÚTIL NOS APORTAN?

Las primeras etiquetas creadas por la unión europea clasificaban la eficiencia energética del electrodoméstico según una escala de la A a la G.

Pero se vieron en la obligación de reformarla en el momento en que la innovación en el campo de la energía fue avanzando, dando lugar a las subcategorías A+, A++ y A+++ y dejando obsoletas las Clases E, F y G. 

La baja eficiencia de estas tres Clases hizo que ningún fabricante clasificara sus electrodomésticos dentro de estas categorías, por lo que se optó por eliminarlas. Surgiendo una nueva clasificación que iría desde A+++ a D en una escala de colores de verde a rojo. Donde A+++ reúne los electrodomésticos con la mayor eficiencia energética y se muestra de color verde. Estas son las actuales Etiquetas de Eficiencia Energética.

Las EEE, además de esta escala, aportan información adicional muy valiosa que se debe tener en cuenta antes de elegir un producto:

  • Nombre del distribuidor
  • Modelo del electrodoméstico
  • Consumo en kWh
  • Otros parámetros que cambian en función del electrodoméstico, como la capacidad en litros, la eficacia del centrifugado o el nivel de ruido en decibelios.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN LAS NUEVAS ETIQUETAS DE EFICIENCIA ENERGÉTICA DE LAS ANTERIORES?

Estas tres subcategorías surgidas por los avances que se han ido produciendo en el campo de la energía eficiente han generado confusiones entre los consumidores. Llegando a pensar que la diferencia energética entre las mismas era insignificante, al incluirse las tres dentro de la categoría A. 

Esto ha provocado que muchos clientes piensen que conseguirían una eficiencia energética similar por un precio inferior comprando un electrodoméstico A+ frente uno de Clase A+++, ya que el precio aumenta cuanta más eficiencia energética tenga un dispositivo.

Esta confusión es la principal razón que ha llevado a la UE a la reformulación del diseño y la información contenida en estas etiquetas, surgiendo así la nueva EEE.

¿QUÉ VA A CAMBIAR?

Los cambios que podremos observar el la nueva Etiqueta de Eficiencia Energética son los siguientes:

REESTRUCTURACIÓN MÁS EXIGENTE DE LA ESCALA DE CATEGORÍAS 

Para evitar confusiones, en las nuevas etiquetas se eliminan las subcategorías A+, A++ y A+++. 

Por lo tanto la nueva escala de categorías pasará de terminar en la letra D a terminar con la letra G, por lo que volverá a su antigua clasificación, mucho más clara y ordenada, quedando las clases: A, B, C, D, E, F y G.

La Clase A seguirá siendo la categoría con más eficiencia energética, pero quedará reservada para futuros dispositivos con innovaciones y mejoras en este campo.

En las nuevas etiquetas, los electrodomésticos de Clase A+++ pasarán a formar parte de la Clase B y los de la actual clase A++ pasará a ser la C en la nueva EEE.


La actual B pasará a ser la D, la C será la E, la D la F y la E la G. 


A

A+++

B

A++

C

A+

A

B

D

C

E

D

F

E

G




MÁS INFORMACIÓN A TRAVÉS DE UN CÓDIGO QR 

Otra novedad es que las nuevas etiquetas incorporarán un código QR. Con ayuda de nuestro smartphone vamos a poder escanearlo y obtener información adicional sobre el electrodoméstico como el nombre del fabricante o proveedor, el modelo del electrodoméstico, su número de referencia y la clasificación energética del mismo.

Este código QR dirige al usuario hacia un sitio web contiene información oficial sobre el producto, nunca comercial. Se trata de la base de datos de la UE ERPEL, es decir, la Base de Datos Europea de Productos para el Etiquetado Energético.

¿CUÁNDO ENTRA EN VIGOR EL NUEVO ETIQUETADO?

No todos los aparatos electrónicos disponen aún este nuevo modelo de etiqueta. Por el momento vamos a poder encontrarlas en frigoríficos y congeladores, refrigeradores de vino, lavadoras, lavadoras-secadoras, lavavajillas, televisores y pantallas electrónicas y fuentes de luz.

A partir del 1 de marzo de 2021 el nuevo etiquetado de eficiencia energetica aparecerá en los electrodomésticos y se convertirá en la Etiqueta de Eficiencia Energética oficial de la UE. Mientras tanto, nos encontramos en un periodo de transición en el que los distribuidores de electrodomésticos podrán incluir tanto la etiqueta actual como la antigua en sus electrodomésticos, para que los consumidores puedan conocer la equivalencia del nuevo etiquetado.

Para los aires acondicionados y secadoras el nuevo etiquetado entrará en vigor en el 2022.


¿CÓMO INTERPRETAR LAS NUEVAS ETIQUETAS DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

En las nuevas EEE encontraremos la siguiente información:

  • Código QR
  • El número de la empresa distribuidora
  • El nombre del modelo del electrodoméstico
  • Clases de eficiencia energética A-G que mantiene la escala de colores del verde al rojo. Siendo verde la más eficiente y rojo la que menos.
  • Consumo energético 
  • Información adicional como el ruido del aparato, la capacidad o la duración de alguno de sus programas económicos.

La información adicional y el consumo energético dependerá de las características del aparato. Te dejamos algunos ejemplos de la información que se puede encontrar en las nuevas EEE para los electrodomésticos más utilizados en el hogar.

Dependiendo del electrodoméstico las nuevas etiquetas energéticas informarán del consumo eléctrico y ahora incluirán nuevos datos como el agua utilizada por ciclo de lavado en las lavadoras, la capacidad de almacenamiento o el ruido, entre otros.

Veamos con detalle la información que incluyen según el tipo de electrodoméstico:

FRIGORÍFICO 

  • Consumo energético anual en kWh
  • Capacidad del congelador en litros
  • Capacidad de la nevera en litros
  • Nivel de ruido en decibelios bajo una escala A-D

LAVADORA

  • Consumo energético para 100 ciclos en kWh
  • Capacidad de carga
  • Duración del programa ECO en horas y minutos
  • Consumo de agua por cada ciclo en litros
  • Eficiencia del centrifugado en una escala A-G
  • Nivel de ruido en decibelios bajo una escala A-D

LAVAVAJILLAS

  • Consumo energético para 100 ciclos en kWh con un programa ECO
  • Capacidad según el número de cubiertos
  • Consumo de agua por cada ciclo en litros con un programa ECO
  • Duración del programa ECO en horas y minutos
  • Nivel de ruido en decibelios bajo una escala A-D

TELEVISIÓN

  • Consumo energético durante 1.000 horas en kWh en SDR
  • Consumo energético durante 1.000 horas en kWh en HDR
  • Tamaño de la pantalla en pulgadas y centímetros
  • Resolución en píxeles vertical y horizontal

Para continuar avanzando, estas etiquetas serán revisadas de nuevo cuando el 30% de los productos de la Unión Europea alcancen la Clase A o cuando el 50% de ellos se encuentren entre las categorías A y B

Sin duda alguna, el objetivo principal de estas etiquetas se centra en mejorar el ahorro energético en los hogares europeos y cada una de sus modificaciones se hará siempre para favorecer a los consumidores.

Desde EVVO pensamos que para que todos los hogares puedan disfrutar de electrodomésticos de calidad no es necesario hacer grandes desembolsos de dinero. Por eso, a medida que vayan apareciendo nuevos progresos en este campo, nosotros avanzaremos en el desarrollo de nuestros electrodomésticos para conseguir la máxima eficiencia energética y contribuir al ahorro y al cuidado del medio ambiente.

Dejar un comentario