¿Cómo lavar peluches sin dañarlos?

Para lavar los peluches en la lavadora sin que se dañen, tienes que colocarlos dentro de la funda de una almohada y lavarlos con el resto de la ropa. Lo más recomendable es utilizar el ciclo delicado de lavado y agregar un detergente que sea suave y algo de suavizante para que queden agradables al tacto.

Cuando los peluches de tus hijos estén sucios los puedes lavar con facilidad. En ese sentido, aquí te explicaremos algunos trucos para lavar los peluches, así continuarán ofreciendo mucha diversión a los peques de la casa, cuidando de su salud.

La mayoría de los niños tienen un peluche que es su favorito y no lo sueltan por ningún motivo, el cual al mismo tiempo se ha convertido en una gran fuente de suciedad y polvo. Aprende cómo puedes lavar el peluche de tu hijo para que pueda seguir disfrutando de su juguete por más tiempo.

Si estás decidida a limpiar los peluches del niño, pero no sabes cómo iniciar, lo primero que debes saber es que el lavado de los peluches no es una tarea difícil, pero sí debes tener en cuenta algunas recomendaciones y cuidados para no dañarlos.

Cada uno de los juguetes es importante para tu niño y tienen una determinada manera de limpiarlos. Cuando le haces limpieza a los peluches de los pequeños de la casa, estarás evitando que tus hijos entren en contacto con la suciedad y los gérmenes acumulados en estos muñecos.

Para comenzar con esa limpieza, seguramente lo primero que piensas para solucionar es lavar los peluches en la lavadora. No obstante, debes saber que no todos los peluches se pueden colocar en esta máquina, ni todos los ciclos de lavado o los detergentes se recomiendan para limpiarlos.

Por lo general, los peluches están elaborados con delicados tejidos o tela que tiende a generar bolitas o a deshacerse durante el proceso de lavado. Además, el jabón que utilices juega un papel muy importante si deseas prevenir que se dañe o que las fibras del juguete se deterioren de forma rápida. Para ello, sigue algunos de estos consejos sencillos y lograrás que los peluches de tus hijos queden impecables.

Cómo hacer limpieza a los peluches pequeños y grandes

Cuando los peluches de los niños no tienen mucha suciedad o solo muestra una capa delgada de polvo, lo que se aconseja es pasarles un paño que esté húmedo con alcohol isopropílico (desinfectante para limpiar con evaporación rápida).

Además de quitar el polvo o la suciedad el alcohol dejará desinfectados los peluches de los peques. Si no tienes este producto en casa, simplemente puedes pasar un paño humedecido con agua fría y un jabón con pH neutro.

Otra recomendación es utilizar la boquilla más pequeña de una aspiradora de mano, o también hacer uso de un rodillo; estos puedes encontrarlos en el supermercado. 

Lavar peluches: aprende a no dañarlos en el proceso

Si los peluches de los niños están muy sucios o tienen algunas manchas de bebidas o comidas, es preferible que sean lavados en la lavadora. Te recomendamos que previamente revises detenidamente la etiqueta del peluche donde puedes encontrar indicaciones para su limpieza, así como las temperaturas y los detergentes sugeridos.

Luego de hacer la revisión de la etiqueta, debes examinar el peluche para asegurar que no presente roturas o rasgaduras de las costuras, si las tiene, repara todos esos daños previos a la lavada.

Por otro lado, si hay presencia de manchas fuertes como sangre, barro, manchas amarillas, primero tienes que hacer un tratamiento a la mancha:

  • Mancha amarilla: Coloca una taza de vinagre blanco más una taza de agua y media de sal en un pulverizador, agítalo bien y agrega el líquido en la mancha. Lava el peluche una vez que el producto se seque sobre la mancha.
  • Mancha de sangre: Utiliza agua oxigenada para eliminar este tipo de manchas, solo debes pulverizar sobre la zona manchada y esperar una media hora para lavar el juguete en la lavadora.
  • Mancha de barro o comida: Debes mezclar una taza de vinagre más una de agua tibia con el jugo de un limón en un aerosol, después tienes que pulverizar en el lugar donde está la mancha y frotar con la mano para retirar los residuos y excesos. Posteriormente, introduce el muñeco en la lavadora.

Cuando ya hayas realizado el debido tratamiento a cualquiera de estas manchas fuertes, podrás lavar los peluches en la máquina siguiendo las indicaciones que te ofrecemos a continuación:

  • Coloca los peluches en un forro de los que utilizas para las almohadas, así evitarás que se deterioren, hazlo con ropa o prendas de colores parecidos.
  • Al momento de aplicar el detergente, agrega un chorro  de amoniaco líquido, especial para usar en las lavadoras (si se trata de peluches de colores) o un poco de vinagre blanco (si se trata de peluches de colores claros o blancos).
  • Escoge el programa corto de lavado que es el utilizado para lavar la ropa delicada, con temperatura baja (30 °C como máximo) y no apliques el ciclo de centrifugado.
  • Para secar los peluches debes tenderlos al aire libre, colocándolos en un sitio donde no les de los rayos del sol de forma directa. Es recomendable tenderlos inmediatamente una vez termina el proceso de lavado, ya que la humedad en la lavadora produce olores desagradables en la ropa.
  • No puedes colocar los peluches a secar en secadora, pues los mismos pudieran deshacerse o encogerse dependiendo del material de elaboración. A no ser que en la etiqueta, el fabricante lo permita. 

Siguiendo estos pasos sencillos y prácticos lograrás que los peluches de tus hijos queden relucientes como si estuvieran nuevos y así los mantendrás limpios. Lo bueno es que tanto el vinagre blanco como el amoniaco líquido, son productos asequibles económicamente y respetan el medio ambiente, además puedes adquirirlos en cualquier tienda o supermercado.

Dejar un comentario