Cómo quitar las manchas amarillas de sudor de tu colchón

Las manchas de sudor en un colchón son una molestia y causan mal aspecto, pero pueden quitarse con diversos métodos, entre ellos una mezcla de amoniaco diluido y jabón que colocamos en un cubo pequeño con agua. Sin mojar demasiado el área, usamos una esponja bien escurrida y procedemos a suprimir cada mancha. 

Para tener una mejor salud es imprescindible tener un colchón limpio, aspecto que pasa también por hábitos fundamentales como hacer la cama y cambiar sábanas cada semana, la ventilación adecuada de la habitación o sacudir las almohadas.

La adecuada higiene de tu colchón no sólo evitará las manchas de sudor y rastros amarillentos sino que eliminará la presencia de millones de ácaros y bacterias que producen alergias y otras enfermedades.

Sudor u orina: esas marcas amarillas difíciles de eliminar

Cuando llegan los meses de calor, una de las cosas poco agradables que nos dejan esas altas temperaturas las encontramos al hacer la cama son las antiestéticas e indeseables manchas de sudor en el colchón

¿Qué hacer para eliminarlas? ¿Qué elementos debemos utilizar y en qué proporción? ¿Qué hacer cuando las manchas se resisten a salir? 

Manchas de sudor en el colchón: ¿cómo quitarlas?

Hay dos ingredientes que no deben faltar cuando deseas quitar manchas de sudor en el colchón. Uno de ellos es el vinagre blanco destilado, mientras que el otro es el bicarbonato de sodio.

  • Con una botella pulverizadora, aplica el vinagre blanco destilado sobre las manchas.
    • Seguidamente, espolvorea el bicarbonato de sodio sobre el vinagre. Verás que hace una efervescencia, lo que significa que ha comenzado a actuar. Después de unos minutos se habrá secado.
    • Utilizando una aspiradora, succiona los restos que ha dejado la mezcla.

    Un trapo con agua y vinagre

    Si bien es cierto que pasar un trapo con agua y vinagre blanco es muy efectivo para la eliminación de manchas de sudor o de orina en el colchón, debes recordar que debes frotar muy bien el área afectada.

    Bicarbonato y agua oxigenada: combinación ganadora

    Definitivamente, si hay una combinación ganadora para la eliminación de manchas de sudor, orina, vómito o sangre en el colchón, es la compuesta por el bicarbonato de sodio y el agua oxigenada.

    El agua oxigenada es un método bastante eficaz contra las manchas de sangre, aplicándolo directamente con un algodón, un trapo o un paño. Por su parte, el bicarbonato de sodio ya tiene fama como limpiador de múltiples usos e incluso para destapar tuberías, pero también es conocido su gran efecto sobre las manchas difíciles en un colchón.

    Vinagre “a la plancha”

    Tanto especialistas como usuarios en general coinciden en que el vinagre blanco es el elemento que mayor eficacia ha demostrado en la limpieza de manchas de sudor o de orina en el colchón.

    Cuando una mancha de sudor se resiste a desaparecer, mojar un trapo en vinagre blanco, colocarlo sobre la mancha y luego pasar la plancha por encima tiene excelentes resultados.

    El vinagre blanco incluso sirve como desinfectante cuando se quiere eliminar ácaros y bacterias. Frotar un paño humedecido en  vinagre blanco sobre la zona afectada suele ser suficiente.

    Agua, jabón y amoniaco

    En muchas ocasiones el agua y el jabón pueden ser lo único necesario para la limpieza de manchas de sudor o de orina en el colchón. Pero agregar amoníaco es importante. Por ejemplo, cuando la mancha ha sido causada por vómito, será muy útil para la disminución de los malos olores y también para eliminar bacterias

    Para la eliminación del sudor, una combinación de agua, amoníaco y detergente frotada sobre el colchón con una esponja bien escurrida tiene estupendos resultados.

    Aspiradora

    La aspiradora es un arma muy efectiva cuando se trata de limpieza del colchón, no sólo como mantenimiento o para retirar residuos de las mezclas utilizadas para quitar manchas, sino cuando se realiza la rotación del colchón cada seis meses. Es ideal para higienizar en profundidad.

    ¿Qué productos naturales utilizar para quitar manchas de sudor?

    Entre los productos naturales que se utilizan para quitar las manchas de sudor en un colchón están el agua y el limón, que con una sencilla preparación pueden aplicarse con magníficos resultados.

    Igualmente, mezclar bicarbonato de sodio, sal y aceite esencial de lavanda en un recipiente pequeño y verterlo sobre las manchas amarillas del colchón es una solución efectiva.

    Otra alternativa para borrar las manchas del colchón está constituida por una mezcla de levadura, sal y agua. Con esta mezcla puedes formar una especie de pasta que debes frotar sobre las manchas y dejarla reposar por unos 30 minutos para finalmente limpiar con un paño húmedo. 

    Otro producto natural que ha comenzado a utilizarse con frecuencia debido  a una notable capacidad desinfectante es la esencia del árbol del té, la cual tiene efectos considerables sobre los ácaros y tiene además un olor muy agradable. Se mezclan unas gotas con bicarbonato de sodio, se frota con suavidad, y se aspira una vez esté seca la composición.

    Limpiar el colchón: ¿cada cuánto tiempo es necesario?

    La limpieza a fondo de tu colchón debería llevarse a cabo al menos una vez cada año, pero hay otras estrategias de mantenimiento que te ayudarán a mantenerlo limpio. 

    Es importante que cambies las sábanas y las fundas de las almohadas cada semana o al menos de forma regular, así como es conveniente que uses una cubierta protectora para el colchón, recurso que sirve como defensa contra la suciedad, las manchas y las bacterias.

    Hay algo fundamental para recordar: antes de hacer la cama, es necesario que el dormitorio se ventile. Retirar la ropa del colchón mientras aireas el recinto, hará que desaparezca el exceso de humedad que causa las manchas amarillentas.

    ¿Por qué se pone amarillo el colchón?

    Sobre el colchón existe una permanente exposición a una diversidad de fluidos corporales. Tanto el sudor como la orina o el vómito entre otros, producen manchas a lo largo del tiempo de uso si no hay un mantenimiento constante.

    Sobre todo en los cochones elaborados de látex, la humedad que se genera ocasiona manchas amarillas. En otros casos, tu sudor se acumula en el interior del colchón y este hecho junto a la condensación creada con tu calor corporal, también produce manchas amarillas.

    Dejar un comentario