Cómo limpiar los electrodomésticos con productos naturales

Una de las tácticas más efectivas para limpiar electrodomésticos con productos naturales es espolvorear un poco de bicarbonato de sodio sobre la superficie y salpicar con un poco de agua para elaborar una pasta, que luego se frota lentamente. Después de dejarla reposar entre 30 minutos a una hora, se limpia con un paño húmedo.

Limpiar electrodomésticos de acero con productos biodegradables

Tener limpia la cocina a veces es un trabajo arduo por tratarse de un lugar donde se acumula la grasa y la suciedad. En ella siempre tenemos una variedad de electrodomésticos de acero inoxidable que podemos higienizar y abrillantar sin necesidad de utilizar los típicos productos químicos. 

Acero inoxidable: limpieza con vinagre

El vinagre blanco ha demostrado ser uno de los principales aliados en la limpieza de electrodomésticos de acero inoxidable debido a sus múltiples usos y eficacia. 

Pero antes de comenzar, debes tener cuidado con las cantidades. Combina una parte de vinagre blanco con tres porciones de agua. Usa un trapo limpio y frota sobre la superficie.

Limpieza del acero inoxidable con jabón

Cuando quieres eliminar la grasa que ha salpicado tus electrodomésticos de acero inoxidable en la cocina, puedes aplicar unas gotas del jabón lavaplatos y colocarlas en agua tibia.

Con un trapo aplicas la mezcla elaborada. Otro lo humedeces con agua y lo utilizarás para retirar los rastros de jabón. Finalmente, con un tercer trapo repasas la superficie.

El acero inoxidable puede abrillantarse con aceite

Una vez has limpiado tus electrodomésticos de acero inoxidable, hay un modo de abrillantarlos y darles una mejor prestancia. Puedes hacerlo con un poco de aceite de oliva o incluso aceite corporal o de coco. 

Necesitarás trozos de papel de cocina o discos de algodón que humedecerás sin empaparlos. De seguida, los aplicarás sobre las áreas de acero inoxidable de los artefactos. En último lugar sólo debes frotar enérgicamente y comenzará a aparecer el brillo. 

Aceite especial para acero inoxidable

Si usar aceite de oliva o aceite corporal no te convence, existe en el mercado un aceite especial de alta tecnología diseñado exclusivamente para la limpieza y cuidado para superficies de acero inoxidable

Limpiar superficies de acero inoxidable con toallitas

Una manera de evitar periódicas limpiezas a fondo, es utilizar toallitas para superficies de acero inoxidable, las cuales sirven para dar rápidos repasos cuando hay poca suciedad o inmediatamente después de cocinar.

Limpiar el horno con productos ecológicos

Siempre es un poco más complicado limpiar el horno, y muchas veces esto nos obliga a utilizar componentes contaminantes. Pero no tiene que ser así. Existen productos ecológicos que te ayudan a realizar un correcto aseo de este electrodoméstico.

Para eliminar las manchas de quemado puedes preparar una pasta a base de sal gruesa, agua y bicarbonato de sodio. Debes aplicarla en el interior del horno, la dejas reposar y luego lo enciendes a una elevada temperatura por aproximadamente 30 minutos.  Retira los residuos con un trapo limpio humedecido en vinagre blanco diluido en medio litro de agua.

Vinagre blanco: versatilidad

Generación tras generación, el vinagre blanco ha sido utilizado para limpiar una enorme diversidad de materiales y los electrodomésticos de acero inoxidable no son la excepción. Desde el horno de microondas hasta el frigorífico pueden limpiarse con esta sustancia.

Desinfectar y limpiar con limón natural

Para desinfectar y limpiar, el limón natural es ampliamente reconocido, sobre todo para eliminar olores persistentes en el interior de los artefactos. Sólo hay que exprimir un poco del cítrico en agua y frotar las paredes del horno de microondas o el refrigerador.

Limpiar el horno con sal

Mezcla medio litro de agua con 250 gramos de sal en un recipiente. Pasa la mezcla por aquellos lugares en las paredes del horno que presentan múltiples salpicaduras de grasa y manchas ocasionadas por alimentos. Deja actuar durante 20 minutos y luego enjuaga con esponja humedecida en vinagre blanco para eliminar malos olores.

Limpiar el horno con limón

Un modo sencillo de limpiar tu horno es cortar dos limones y exprimir el zumo, que viertes en una olla, la cual colocas a 250ºC dentro del aparato por 30 minutos. Cuando se enfríe, retira la olla y procede a limpiar las paredes, preferiblemente con un paño de microfibra.   

Vinagre, potente limpiador ecológico

El más potente de los limpiadores ecológicos es el vinagre de sidra de manzana mezclado con bicarbonato de sodio en una botella de spray. Rocía las paredes del aparato y enciéndelo a 120ºC. Espera cerca de 10 minutos y deja que se enfríe. Luego usa una esponja húmeda para limpieza de residuos.

Bicarbonato de sodio para limpieza ecológica

Mezcla una cucharada bicarbonato de sodio en una taza de agua  y coloca el contenido en un envase de spray. Debes rociar las paredes del artefacto y esperar que se asiente por cerca de 12 horas. Al día siguiente solamente tienes que limpiar con esponja.

Cinco usos del bicarbonato para limpiar tu casa

  • Eliminar grasa y quemaduras de ollas y sartenes
  • Saneamiento profundo del horno
  • Eliminar malos olores
  • Limpiar el frigorífico
  • Limpiar el fregadero

Desengrasantes biodegradables no tóxicos

El vinagre blanco, la sal o el bicarbonato de sodio son productos biodegradables muy poderosos para arrancar la grasa.

Lo que debes mantener limpio en casa

  • Electrodomésticos de acero inoxidable
  • Horno
  • Cocina
  • Frigorífico
  • Lavavajillas
  • Lavadora

La lavadora

No pienses que por estar habitualmente llena de agua, la lavadora está exenta de gérmenes. En realidad, hay que mantenerla higienizada limpiando el dispensador de jabón que acumula moho. También la goma que encaja en la puerta agrupa bacterias cuando se ennegrece, mientras que para la limpieza interior es suficiente programar el aparato con el tambor vacío y llenar el dispensador con vinagre blanco.

El lavavajillas

Debes limpiar el filtro cada dos semanas con agua y jabón y revisar que no haya restos de comida, ya que acumulan bacterias.

El frigorífico

Siempre habrá bacterias en los alimentos crudos, pero una mala limpieza puede acelerar la putrefacción. El  bicarbonato de sodio resulta muy útil diluyendo tres cucharaditas en agua tibia. Frota baldas y paredes internas.

Dejar un comentario