Cómo quitar la cal de los vasos y dejarlos brillantes 

Suele pasar que al limpiar los vasos se presentan manchas blancas cuando se secan dada la presencia de restos de cal,  cuando la dureza del agua es muy alta por su contenido en carbonato de calcio, es por ello que la tarea de eliminarlos puede ser difícil, pero tomando en cuenta los siguientes consejos se podrán llevar a cabo de una manera sencilla para dejarlos brillantes nuevamente:

  1. Lo principal e importante es conocer por qué aparecen las manchas y esto es producto de la calcinación de sustancias alcalinas y minerales que se encuentran presentes en el agua, lo cual es generado por la ausencia de sal en el lavavajillas, abuso del detergente en el lavado o la dureza del agua por la alta concentración de sal.
  2. Uno de los remedios caseros más utilizados es el uso del bicarbonato con limón al limpiar el lavavajillas y de esta manera se evita que la cal se acumule tras cada lavado, siendo imprescindible vaciar el lavavajillas y programar un lavado corto con bicarbonato y limón cortado por la mitad. Una vez terminado el programa rápido se debe verificar que el bicarbonato haya desaparecido y los filtros se encuentren limpios, para seguidamente colocar los vasos con manchas en la máquina agregando un poco de bicarbonato y volviendo a efectuar un programa de lavado rápido.
  3. Si aún persiste el problema después del uso del bicarbonato se emplea una combinación de limón y vinagre para obtener resultados más efectivos en la limpieza, para ello se llena un recipiente amplio con agua caliente y se agrega un chorro de vinagre blanco, colocando las piezas de cristal en remojo por 15 minutos o menos. Después de transcurrido el tiempo se puede comprobar que la cal desaparece pero queda un olor fuerte y sabor a vinagre en el lavavajillas, por lo cual es recomendable limpiar nuevamente los vasos con agua caliente y limón obteniendo los mejores resultados.
  4. Otro truco que se puede emplear es preparar una mezcla con agua caliente y vinagre blanco en partes iguales y colocar los vasos con restos de cal, luego se debe lavar nuevamente utilizando jabón y secando cada pieza con un paño suave, pudiendo ver los resultados efectivos en la limpieza de sus vasos dejándolos brillantes.

Cómo eliminar la cal de vasos y copas de cristal

4 acciones para recuperar la translucidez de sus vasos y copas de cristal:

Sal y limón

Se debe frotar el interior del vaso con la mitad de un limón de forma enérgica pero con cuidado y el limón eliminará la cal del interior del vaso, luego se agrega una pizca de sal y debe ser esparcida por la superficie interior, volviendo a frotar nuevamente para eliminar por completo la película de cal del interior del vaso.

En caso de que los vasos sean estrechos o muy pequeños se puede frotar el interior de los mismos empleando un cepillo de dientes y se procede luego a lavar con agua y jabón dejando que el vaso se pueda secar al aire.

Bicarbonato de sodio 

Coloque en los vasos o copas de cristal dos cucharadas de bicarbonato de sodio, una cucharada de sal y agregue agua caliente, dejando que la mezcla pueda actuar en el utensilio por unos 30 minutos y así la fórmula eliminará la cal de las paredes del vaso. Luego se debe proceder a lavar con jabón y agua antes de llevar a cabo el secado de los mismos.

Vinagre blanco  

Otra opción es preparar una mezcla de vinagre blanco con agua en partes iguales en un recipiente, introduciendo los vasos o copas y dejándolos en remojo por un par de horas o toda la noche para un mejor resultado.

Pasta de dientes 

Se debe agregar un poco de dentífrico en el interior del vaso y con un cepillo o paño esparcir en su interior, para posteriormente lavar el vaso con jabón y enjuagar con abundante agua fría.


El truco definitivo para quitar la cal de los vasos y copas

Existen trucos de limpieza casera que permiten que sus vasos y copas luzcan nuevos en todo momento y para ello el vinagre blanco es un producto muy recomendado que hará que los mismos luzcan relucientes en toda ocasión, dado que no contiene compuestos artificiales o químicos.

Primeramente prepare un recipiente con vinagre blanco y luego introduzca los vasos y copas hasta cubrir por completo, dejando en remojo durante un tiempo prudencial tomando en cuenta el grado de suciedad que presentan. Transcurridos unos minutos se deben retirar del recipiente los vasos y copas para proceder a enjuagarlos con agua corriente y de esta manera obtener excelentes resultados en la limpieza de la cal.

Por otro lado, un mantenimiento periódico en la cristalería evitará que la cal se acumule, empleando para ello un papel de cocina o trapo empapado con vinagre frotando cada una de las piezas y luego se procede a eliminar los restos con agua y se dejan secar.

Dejar un comentario