7 trucos para que huela bien la ropa

Son diversas las razones por las cuales las prendas mantienen en todo momento los malos olores, aun cuando se encuentren recién lavadas y para resolver estos inconvenientes se presentan a continuación 7 trucos que puedes considerar para que la ropa huela bien después de cada lavado y se mantenga con un mayor frescor por más tiempo.

  1. Debe seleccionarse el programa de lavado correcto: Es importante escoger el programa de lavado adecuado en base a cada uno de los tejidos, tomando en cuenta además las manchas que presentan y su nivel de suciedad. Siendo importante además verificar las recomendaciones de lavado señaladas en la etiqueta por parte del fabricante.
  2. Minimiza el tiempo que la ropa pasa en la cesta de la colada, ya que si se alarga los olores se acumulan y se hacen más resistentes, pudiéndose  transferir a otras prendas que podrían encontrarse limpias. Para ello es recomendable lavarla inmediatamente después de su uso, sobre todo si es ropa deportiva, interior o calcetines, y en caso que la ropa se encuentre húmeda no se debe juntar con la ropa seca.
  3. Utilizar correctamente la cantidad de detergente y suavizante para una correcto lavado, dado que si se agrega mayor cantidad el tejido de las prendas se puede deteriorar y  que no salgan completamente limpias. En relación al suavizante es importante elegir aromas que permitan un acabado perfecto en la ropa, aumentando la sensación de limpieza por más tiempo.
  4. Desinfecta la ropa de manera adecuada ya que las bacterias son las principales responsables del mal olor y solo se pueden eliminar con el programa de lavado que emplee una  temperatura superior a los 60°, consiguiendo que la ropa huela bien y quede higienizada en su totalidad.
  5. El secado además es un punto crítico, por ello es de suma importancia tender la ropa o introducirla en la secadora.
  6. Debe evitarse tender la ropa en espacios que sean cerrados, siendo importante hacerlo al aire libre, dado que la humedad acumulada provoca malos olores en la ropa.
  7. Utiliza ambientadores colocados adecuadamente en cajones y armarios, en versión de sacos de lavanda o pulverizador de aromas para conseguir mantener el ambiente fresco donde se encuentra su ropa y libre de humedad.

¿Por qué mi ropa no huele bien?

Es desagradable encontrar que después de lavar su ropa esta no huele bien y algunas de las causas que generan este tipo de inconvenientes son las siguientes:

  • Restos de detergentes o jabón acumulados y sin limpiar, debiendo mantener el compartimiento siempre limpio y estar atentos al colocar el detergente y suavizante, dado que es importante diferenciarlo para obtener los mejores resultados y evitar que queden restos de detergente.
  • Colocar la cantidad de detergente inadecuada puede ser un problema por quedarse corto y no generar el lavado adecuado, o en caso de colocar mayor cantidad de detergente que deban ejecutarse aclarados extras, tardando más en el lavado y consumiendo más agua
  • Disponer de agua en el tambor es un gran problema y es recomendable retirar el exceso de agua acumulada de la manera más fácil luego de un ciclo de lavado.

Consigue que tu ropa huela a suavizante más tiempo

Algunos aspectos a considerar para que su ropa huela a suavizante después de secarse son los siguientes:

  • Elegir un programa de lavado adecuado, dado que en caso de que la ropa esté muy sucia o con manchas, el programa de lavado debe ser más largo para generar que salga más aclarada la prenda y así el olor del suavizante no se pueda mantener en la prenda. En cambio si no presenta muchas manchas o sucio lo mejor es elegir un programa corto en el cual no se remoje tanto la ropa.
  • Colocar el detergente y suavizante en la cantidad indicada es importante, seleccionando la presentación de detergente en polvo o en cápsula que sea más cómoda de usar y dosificar. En relación al suavizante se debe colocar la medida justa en el compartimiento señalado y adicionalmente se puede añadir un tapón en el propio tambor, dándole un extra de suavidad y olor a su ropa.
  • Tender la ropa en el exterior es más recomendable, haciendo que se seque más rápido, para mantener el olor agradable del suavizante en la prenda. En caso de no disponer de una parte exterior las prendas deben estirarse lo más posible y así evitar que huelan a humedad para recogerlas inmediatamente al estar secas. En caso de disponer de secadora es más fácil y rápido su secado, conservando mejor el olor a suavizante.
  • Al planchar se debe utilizar spray o agua de planchado perfumado para facilitar esta tarea e impregnar las prendas de olor. Se pueden añadir además gotas del perfume favorito con cuidado para evitar manchar la ropa.
  • Al guardar la ropa en el armario no se debe mezclar la recién lavada con la que ya se ha usado y en caso que el armario o cajón presente humedad debe colocarse un recipiente con arroz lo cual es muy útil para su absorción o cualquier otro producto antihumedad de su preferencia.

Trucos para la colada: ¿por qué tu ropa no huele a limpio después de lavarla?

Si te ocurre frecuentemente que tu ropa después de lavarla queda con mal olor puede que se esté cometiendo un error al momento de efectuar la colada y para ayudarte en esta tarea se muestran a continuación las 5 causas que pueden generar este inconveniente.

  1. No se agregó suficiente detergente: Es posible que no se agregue la cantidad de detergente suficiente en cada lavadora, por ello es importante considerar la suciedad de las prendas y aumentar la cantidad de detergente, dado que la falta de detergente genera que las bacterias no se eliminen totalmente, más bien se proliferan aprovechando la humedad.
  2. Bacterias en la lavadora: Al programar el ciclo de lavado en baja temperatura las bacterias no se eliminan por completo, solo se instalan en el tambor o puerta generando moho y malos olores. Por ello es importante verificar si la ropa dispone de un ligero olor a humedad después del lavado ya que es probable que su lavadora posea pequeñas bacterias o moho, siendo necesario aplicar una limpieza profunda en un ciclo de 95° para que el calor elimine las bacterias y es muy recomendable repetir a menudo este proceso.
  3. Lavadora cerrada constantemente: Si al sacar la ropa luego de terminado el ciclo de lavado se cierra la puerta de la lavadora y no se abre por tiempo prolongado se generan bacterias, por ello debe dejarse la puerta siempre entreabierta para que el agua se seque y no proliferen las bacterias.
  4. Programas cortos o en frío: Optar por ciclos cortos en su lavado no es la opción más recomendada dado que aunque parezca que la ropa está limpia no lo está y los gérmenes pueden continuar en el tejido, por ello es recomendable optar por un ciclo más largo en todo momento.
  5. La ropa se ha dejado por mucho más tiempo en el tambor: Es una de las razones más comunes dado que la ropa mojada prolifera rápidamente los gérmenes y bacterias y al dejarlas en el tambor pueden adquirir mal olor antes de que la saques, es por ello que si se ha dejado por mucho tiempo la ropa en el tambor es recomendable lavarlas nuevamente. Así mismo si se recoge la ropa del tendedero y se dobla sin secarse totalmente el olor a humedad se hace presente.

1 comentario

Mi lavadora Evvo coge el suavizante al inicio y al.final del lavado ni huele ni esta suave la ropa
¿ A que se debe?

Ana 03, abril, 2022

Dejar un comentario