Pelos de gato en mi ropa: ¿cómo eliminarlos efectivamente?

Debemos aceptarlo: si tenemos un gato como mascota, nuestro hogar tendrá abundancia de pelo en muchos lugares, sobre todo en la ropa. Esto ocurre principalmente en su época de muda, durante los cambios de estación, a lo que es necesario agregar factores como su raza o la alimentación. En todo caso, será nuestra ropa el destino final de muchos pelos.

¿Por qué tiene pelo nuestro gato?

El pelo de nuestro gato no solo lo hace más bello, sino que cumple la función de protegerlo de elementos medioambientales, por lo que se renueva frecuentemente, en especial en primavera y otoño

Debemos tener presente que el pelo de nuestro gato tiene una misión que va más allá de lo estético. En realidad es un elemento de enorme utilidad y funcionalidad, que le brinda gran cantidad de información sensorial.

Además, muchas veces el gato se comunica con nosotros mediante el erizado de su pelo, que al mismo tiempo lo protege de factores como la luz solar, el viento o la lluvia, por lo que sirve como aislante del frío o del calor y lo defiende de la deshidratación.

Por si fuera poco, el pelo de nuestro gato le proporciona nutrientes vitales como la vitamina D y tiene una labor protectora contra los patógenos.

Lo importarte es que no hay motivo para preocuparnos, porque, aunque no siempre es tarea fácil, sí es posible eliminar los pelos del felino de nuestra ropa, y para ello solamente requerimos objetos de aseo que tenemos a la mano.

El cepillado diario

Comencemos por uno de los aspectos más sencillos: el cepillado diario. Cuando cepillamos el pelo de nuestro gato todos los días, estaremos eliminando gran cantidad de hebras muertas.

Este hábito además fascina a nuestro felino y evita que las cerdas terminen en nuestras prendas favoritas. Al hacerlo cada día, notaremos la diferencia además se consolidará la relación con nuestro amigo gatuno. 

Cepillo de ropa

Por supuesto, cepillar diariamente a nuestro compañero felino no siempre será suficiente. En este caso otra solución es el uso del cepillo de ropa que arrastra el pelo adherido. 

Cinta adhesiva

Cuando el pelo de nuestro gato ha ido a parar en grandes cantidades a la ropa, otra manera de retirarlo es con cinta adhesiva envuelta en nuestras manos. Solamente debemos pasarla por cada resquicio de la tela y arrastrará todas las hebras.

Guantes de goma

Pero existe otra sencilla manera de quitar los pelos de la ropa: usando los típicos guantes de goma de cocina que siempre nos ayudan en la limpieza. Son un recurso perfecto para generar una carga de electricidad estática que atrae todas las cerdas adheridas a la tela.

El agua

Indudablemente, uno de los mejores recursos para eliminar esos pelos de gato que se han pegado a nuestra ropa es el agua. ¿Cómo usarla? Una vía es humedecer un trapo y pasarlo por la tela. Veremos como las hebras son atrapadas. 

Otra manera de usar el agua para quitar el pelo gatuno es pasar una esponja mojada por la ropa, que después pondremos en remojo. Veremos cómo en minutos los pelos se despegarán de la tela y flotarán.

La lavadora

El agua es también de vital importancia cuando queremos emplear la lavadora para eliminar  el pelo de nuestro compañero felino. El procedimiento es así: en primer lugar usa un jabón de comprobada eficacia, luego procura no sobrecargar la máquina para que la ropa tenga espacio, se mueva fluidamente y los pelos se desprendan.

Una vez hayas efectuado el lavado, es aconsejable que programes un enjuague adicional. Esto permitirá que el tambor quede libre de pelo. Luego revisa si el interior de la lavadora aún tiene hebras, y, de ser así, limpia la superficie con una esponja.

Aspiradora

Es importante que pasemos la aspiradora por la superficie de los muebles y suelo con frecuencia, ya que, aunque no lo parezca, una gran cantidad de pelo de gato se queda allí y luego se adhiere a nuestra ropa.

Secadora

Cuando colocamos la secadora en máxima potencia y en aire frío, se convierte en una herramienta poderosa para deshacernos del pelo felino tanto en la ropa como en alfombras o forros de sofás. Esto ocurre porque las fibras del pelo se cierran evitando la creación de electricidad estática, lo que hace que finalmente se separen de la tela.

Suavizante

Un truco poco conocido para eliminar el pelo gatuno es esparcir sobre la tela una mezcla de suavizante de ropa disuelto en agua, lo que permite reblandecer las fibras para luego retirar los pelos fácilmente de los tejidos con un cepillo.

Pinceles

Cuando el pelo de nuestro gato ha ido a parar en grandes cantidades a la ropa, pero se concentra en áreas pequeñas y de difícil acceso de una prenda, es recomendable el uso de pinceles de plástico o silicona de los que se emplean para untar los alimentos. Esto ocurre porque el material del que están hechos estos pinceles desintegra la energía estática, lo que permite la recolección de hebras que quedan adheridas.

Microfibra

Pero hay otra interesante manera de quitar los pelos gatunos de la ropa: con microfibra, un material que resulta perfecto para recogerlos, ya que las bayetas son antiestáticas, y hacen que las hebras del felino se separen de los tejidos. Adicionalmente, resulta ventajoso que tengamos fregonas de microfibra así como usar escobas de plástico, las cuales impiden que el pelo se enrede en los filamentos. Por otro lado, las propiedades de la microfibra se mantienen intactas cuando las limpiamos con agua y jabón.

Tejidos de material especial

Un truco bastante eficaz para eliminar el pelo gatuno es utilizar tejidos de material especial para colocar encima del sillón o sofá que nuestro gato más adora. Por ello, existe una variedad de mantas y cubre sofás elaborados en materiales que repelen y agrupan los pelos, lo que facilita mucho la limpieza.

Rodillos

En el mercado hay una dotación de rodillos elaborados en plástico, con cómodos diseños de sus mangos y muy sencillos de usar que quitan efectivamente el pelo de gato de nuestra ropa.

Deixar um comentário