¿Cómo se limpian los  frigoríficos blancos?

Los frigoríficos de color blanco son uno de los más utilizados en las cocinas aunque debemos recordar que es de suma importancia mantener limpias sus superficies y para esto es indispensable hacerlo con frecuencia, dado que las mismas empiezan a cambiar de color y tornarse de un color amarillo con el paso del tiempo.

Es por ello que es recomendable llevar a cabo con cierta periodicidad una limpieza profunda en estos electrodomésticos, sobre todo en su bandeja, cajones y superficies. Antes de realizar ninguna acción es indispensable desconectar el electrodoméstico.

Para su limpieza es recomendable aplicar en su superficie una solución de agua con bicarbonato por medio de spray, luego se debe emplear un paño que se encuentre húmedo, logrando con ello limpiar y proteger su superficie. En el caso de las zonas más problemáticas se puede emplear un paño húmedo con agua y vinagre.

Además se debe eliminar el polvo que rodea en la parte de atrás del electrodoméstico y debajo, procediendo a limpiarlo adecuadamente tomando en consideración el motor. 

¿Cómo limpiar la puerta blanca del frigorífico?

El exterior del frigorífico es una parte que merece también especial atención, dado que el contacto frecuente para abrir y cerrar sus puertas hace que la suciedad o grasa presente pueda ser observada más claramente en sus puertas. Además que puede llegar a tornarse de un color amarillento lo cual repercute en su estética.

Es por ello que lo antes expuesto cuenta con una adecuada solución y es limpiarla aplicando los productos especializados dejando así el exterior libre de manchas.  eliminando que el exterior se vea sucio o amarillento. Los pasos a considerar son los siguientes:

  1. Tomar un paño limpio húmedo y pasarlo por la puerta del frigorífico.
  2. Para blanquearla debe mezclarse media taza de lejía acompañado de 4 tazas de bicarbonato, añadiendo luego 4 tazas de agua tibia y se procediendo a mezclar para que se unan los elementos efectivamente.
  3. Emplear una esponja para frotar toda la puerta del frigorífico y dejar aplicado por unos 10 minutos como mínimo.
  4. Utilizar un paño húmedo para retirar toda la mezcla así como algún residuo.

En caso de que la puerta del frigorífico se torne amarillenta semanalmente se recomienda limpiar con una mezcla que incluya agua con un poco de lejía, para que se mantenga el color intacto por más tiempo.

 ¿Cómo blanquear los electrodomésticos?

Dada la importancia que tiene para los usuarios contar con sus electrodomésticos impecables y que mantengan su color se presentan a continuación los pasos que se deben llevar a cabo para poder blanquearlos:

  1. Limpiarlo completamente con un paño limpio y que se encuentre un poco humedecido.
  2. Mezclar en un recipiente ½ taza de lejía, ¼ de taza de bicarbonato de sodio y 4 tazas de agua tibia.
  3. Humedecer la esponja con la solución y limpiar el electrodoméstico dejándolo en remojo durante 10 minutos por lo menos.
  4. Eliminar los residuos de la mezcla aplicada con un trapo húmedo y limpio.
  5. Secar con otro paño que se encuentre seco, logrando recuperar su brillo y color. 

Como blanquear los elementos de plástico

El plástico a medida que pasa el tiempo va perdiendo su color blanco, tendiendo a adoptar un tono más amarillento, con el cual la estética y la apariencia de los electrodomésticos se van deteriorando. Sobre todo se presenta cuando se están expuestos a factores como sol, suciedad, etcétera, no recibiendo la atención y los cuidados que amerita.

Es por ello que para obtener resultados óptimos al blanquear el plástico es indispensable tomar en cuenta diversos productos que son más efectivos en su aplicación tales como:

  • Bicarbonato de sodio: Contribuye a eliminar el color amarillento y además ayuda a minimizar los gérmenes y la suciedad presente en la superficie.
  • Agua oxigenada: Su aplicación contribuye a blanquear las superficies de plástico de manera más efectiva.
  • Lejía: Dispone de un alto efecto limpiador y mezclado con bicarbonato resulta una mezcla eficaz para un mejor resultado en el blanqueamiento de la superficie.
  • Lija fina: Si es una pieza delicada el empleo de la lija fina es efectiva, pasándola por las zonas amarillentas con suavidad, hasta minimizar la capa de la superficie deteriorada. 

Limpiar el frigorífico y dejarlo impecable por dentro y por fuera

Es indispensable mantener una limpieza regular en su frigorífico, con lo cual evitará olores desagradables y se mantendrá una mejor higiene en el mismo, esto dependerá del uso diario, pero por lo menos se aconseja limpiarlo una vez cada dos meses.

Aplicando para su limpieza productos recomendados en la superficie exterior que contribuyan a lograr los mejores resultados y mantener su color y apariencia adecuada, sin generar abrasión o efectos no deseados tras su aplicación.

Por otra parte para su limpieza interior de manera óptima se recomienda:

  1. Sacar de del frigorífico todos los alimentos y ubicarlos en un lugar adecuado.
  2. Extraer las bandejas y cajones que se encuentran en el interior para su posterior limpieza.
  3. Si el modelo de frigorífico produce hielo o escarcha se debe eliminar.
  4. Proceder a limpiar la junta de la puerta con agua y procede a secarla. Luego en las otras zonas aplicar los productos recomendados con un paño limpio y luego de un tiempo de aplicación retirar y se proceder a secar la superficie hasta eliminar la humedad. En caso de requerir neutralizar los malos olores es recomendado aplicar posos de café o zumo de limón.
Luego de unos minutos se procede a colocar las bandejas y cajones para así introducir luego los alimentos.

Dejar un comentario