¿Sabes cuánto consume un frigorífico A + +?

Cuando compramos un electrodoméstico, uno de los factores que debemos tener en cuenta, además de que su precio sea económico, es que su consumo energético anual sea bajo. Es decir, que incluyan el etiquetado energético de la Unión Europea, que se establece en una escala de la A a la G. En la categoría A se encuentran los electrodomésticos que tienen más eficiencia energética y son más respetuosos con el medio ambiente, mientras que en la G, los menos eficientes. Dentro de la categoría A podemos encontrar, además, una nueva escala con otras tres clases adicionales: A+, A++ (que sería el caso de los frigoríficos de evvo) y A+++ 

Diferencias entre las neveras de clase A

En los frigoríficos de clase A, la principal diferencia es el consumo de watts diario, que se reduce considerablemente cuanto mayor sea la clase, lo que nos permitirá ahorrar más a medida que vayamos aumentando de clase.

-       Clase energética A+++: 175 kWh

-       Clase energética A ++: 284 kWh

-       Clase energética A +:  322 kWh

Para hacernos una idea de lo que consumiría un frigorífico de evvo de clase energética A + +, su consumo estaría por debajo de un 30% de la energía de tu vivienda, mientras que el consumo de un frigorífico de clase A + estaría por debajo del 42%, según el IDAE. 

¿Sabes cuál es el consumo de los electrodomésticos que tienes en casa?

La mayoría de la electricidad consumida en los hogares pertenece al uso de electrodomésticos. Es importante que tengamos en cuenta las etiquetas energéticas de la Unión Europea en todos los electrodomésticos y no solo en frigoríficos, aunque sean los que más energía consumen. Teniendo un consumo superior al 30% del total de la energía consumida en el hogar, por eso es imprescindible saber cuál elegir.

Un televisor puede consumir más del 12% de la energía, aunque depende del tipo de tecnología que utilicen, por ejemplo, las que menos consumen son las que utilizan tecnología led.

Por otro lado, las lavadoras consumen el 11,8% de la energía total del hogar. Mientras que los lavavajillas el 6,1%.

En cuanto a los electrodomésticos para cocinar, el horno se lleva un 8,3% del consumo total. 

Pero para ahorrar energía y verlo reflejado en el precio de nuestro consumo mensual, es importante seguir una serie de consejos.

Por ejemplo, apagar la televisión y dejarla en Stand by consume lo mismo que un ordenador a pleno rendimiento, es mejor dejarla totalmente apagada. En el caso de la lavadora, la gran mayoría de la energía que consume la destina para calentar el agua, por ello, lo mejor es utilizar programas de lavado en frío o de temperaturas más bajas y cortos. Para los lavavajillas ocurre lo mismo. Si quieres aprender a ahorrar con tu lavadora, te dejamos este post sobre todo lo que necesitas saber para ahorrar agua y energía con tu lavadora evvo.

Por su parte, la vitrocerámica conviene apagarla unos minutos antes de terminar con la preparación de las comidas, ya que de esta manera aprovecharemos en calor residual. 

Tips para reducir el consumo de energía de tu frigorífico

La nevera es el único electrodoméstico que debemos mantener encendido si no queremos que se nos estropeen los alimentos, ya que siempre tiene que estar regulando su temperatura. De hecho, lo que hace que consigamos un ahorro energético notable es la eficiencia energética, para ello, podemos seguir los siguientes consejos:

  1. Evitar dejar la puerta abierta y abrirla muchas veces.
  2. Mantener la temperatura del frigorífico a 5º C y del congelador a -18º C es lo que se recomienda para una mayor optimización en lo que se refiere a eficiencia energética.
  3. Esperar a que los alimentos se enfríen y luego meterlos en el frigorífico, porque si los metemos calientes haremos que la temperatura aumente y que consuma más energía.
  4. También es importante dejar correr el aire entre el frigorífico.
  5. Mantenerlo alejado de electrodomésticos que produzcan calor como el microondas, el horno, la vitrocerámica… 

Entonces, ¿Cuánta energía va a consumir mi frigorífico en un año?

Del total del gasto energético consumido en los hogares, los electrodomésticos consumen 1.924 kWh al año, siendo 662 kWh/año únicamente de la nevera.

 Por último, no olvides que la base del ahorro está en encontrar el equilibrio entre la calidad y el ahorro, para ello, te dejamos la guía definitiva para comprar un frigorífico bueno y barato.

Además, aquí puedes consultar nuestros modelos de frigorífico evvo.

Dejar un comentario