Cómo saber si hace falta gas en el frigorífico

Cuando compras un frigorífico, a través de su uso en el tiempo, van generando desgaste, así como la corrosión y oxidación que se hacen presentes en las cañerías o tubos que transportan el refrigerante por todo el equipo. Esto puede dar lugar a fugas en el sistema, haciéndose indispensable conocer si hace falta recargar de gas el circuito del frigorífico. 
La fuga de gas en el frigorífico es una avería que se presenta cuando las tuberías que conducen hacia el compresor se rompen o, con el paso de los años, las juntas se desgastan.
Esta fuga de gas es detectada por la presencia de un olor extraño. En caso de que se trate de una fuga pequeña, puede ser más complicado detectarla, pero al localizarla es indispensable contactar con un técnico o especialista, ya que son los que tienen las herramientas medidoras y los conocimientos especializados para este tipo de trabajo.
Es importante destacar que inhalar el gas que utiliza un frigorífico más antiguo (freón) es dañino y peligroso para la salud, por lo cual se debe actuar al momento y ventilar el espacio lo más que se pueda mientras llega el técnico o especialista. 
Así mismo, al presentarse estos casos no se debe tocar el frigorífico ni tampoco su toma de corriente. Además, el equipo no debe ser desconectado tras haber detectado la fuga.

¿Y SI NO ESTOY SEGURO DE QUE HAYA UNA FUGA?

En caso de que dudemos si hay una fuga de gas, es necesario llevar a cabo pruebas que permitan determinar que se está ante la presencia de ello. 

Se puede emplear una herramienta especializada conocida como manómetro, que contribuye a ubicar más rápidamente la fuga, pero no todas las personas disponen de esta herramienta empleada para medir la presión

A continuación, enumeramos algunas pruebas o acciones que se deben llevar a cabo para detectar si al frigorífico le hace falta gas o existe una fuga:

  1. Conectar y proceder a encender el frigorífico.

  2. Verificar el funcionamiento del motocompresor del equipo y esperar un tiempo aproximado de 10 minutos.

  3. Observar el tubo que conecta hacia la parte posterior o trasera de la nevera y comprobar si calienta, ya que es señal de que posee gas

En caso de no calentar adecuadamente es señal de que no dispone de gas suficiente para su adecuado funcionamiento. Esto puede ser a causa de que se haya obstruido un circuito o el motor del equipo no funcione de manera correcta.
Por otro lado, si se tratara de una fuga también se podría apreciar, dado que uno de los síntomas que presenta en estos casos es que deja de enfriar en el evaporador, ubicado en la parte de arriba.

¿CÓMO COMPROBAR SI TENEMOS UNA FUGA DE GAS EN NUESTRO FRIGORÍFICO NO FROST?

El frigorífico No Frost puede presentar fugas de gas de una manera frecuente. Se pueden llevar a cabo tratamientos caseros para determinar las fugas que pueda presentar, como los que se detallan a continuación:
  • El soporte o sujetador del recogedor de gas es uno de los lugares que genera fugas, debido a que durante la descongelación se forman en él pequeñas bolsas de agua, lo cual produce que se sulfate la tubería. Debemos levantarlo de manera cuidadosa y efectuar una revisión adecuada.
  • En otros casos, se aplica una solución de detergente con un poco de agua sobre el tubo, si salen burbujas, es porque tenemos una fuga. Si se da el caso de que la fuga está en la parte de atrás de la tubería, utilizaremos un espejo para comprobar esta acción.
  • Existen casos que requieren el empleo de materiales o productos especializados como nitrógeno o aire comprimido al sistema. Si utilizamos  nitrógeno debe ser aplicado con sumo cuidado, dado que dispone de mucha presión, es recomendable que usemos un manómetro para medir dicha presión. Si decidimos usar un compresor de aire, no es la opción más recomendada, ya que puede ingresar la humedad al sistema, a menos que se considere el uso de un filtro secador en serie.

PRINCIPALES SÍNTOMAS EN EL FRIGORÍFICO QUE MUESTRAN QUE TENEMOS UNA FUGA DE GAS

Para saber si estamos ante una fuga de gas en nuestro frigorífico, debemos conocer cuáles son los principales síntomas que puede presentar nuestro equipo:

SÍNTOMAS EN MODO FRÍO (AIRE ACONDICIONADO)

  • El equipo no enfría o enfría poco. Tendremos que verificar que en la unidad exterior arrancan el ventilador y el compresor.

  • La tubería de cobre se congela en la unidad exterior.

  • La unidad interior se congela.

  • La unidad interior gotea.

SÍNTOMAS EN BOMBA DE CALOR

  • La bomba genera poco calor o no calienta en su totalidad.

  • En la unidad exterior se congela el intercambiador.

Conociendo estos síntomas, podremos detectar si existe o no una fuga de gas en nuestro equipo, y así tomar las decisiones pertinentes que lo vuelvan a poner en correcto funcionamiento.

CAUSAS DE OTRAS AVERÍAS QUE DEBES TENER EN CUENTA EN TU FRIGORÍFICO

Además de la fuga de gas, existen otros problemas que pueden dañar el buen funcionamiento de tu nevera, dando lugar a averías.

EL MOTOR DEL FRIGORÍFICO ESTÁ SIEMPRE FUNCIONANDO

La pregunta “¿por qué mi frigorífico no deja de funcionar?” es muy común. La misma se ha planteado en muchas ocasiones para saber si es algo normal o no, pero hay que destacar que hace referencia a una avería. Las causas más comunes de este problema las siguientes:
  • El frigorífico se encuentra en un lugar cercano a una determinada fuente de calor, por lo que deberíamos cambiarlo de lugar.
  • La temperatura establecida en el frigorífico es más baja de lo que se recomienda. Para ser la ideal debe estar entre 4°C y 6°C y para el congelador entre -18°C y 20°C.
  • Dispone de una instalación defectuosa. Debemos verificar las indicaciones que muestra el manual de instalación

EL FRIGORÍFICO NO FROST NO ENFRÍA, PERO EL CONGELADOR SÍ

En los frigoríficos No Frost, una de las averías más comunes es que deja de enfriar pero el congelador se mantiene en funcionamiento. 
En algunos casos es posible repararlo de forma casera, considerando que se trate de una placa de hielo en el evaporador, gomas desgastadas o algún objeto que bloquee el ventilador que distribuye el frío.
Pero existen otras situaciones en las cuales debe llamar a un técnico para su correspondiente diagnóstico, entre ellas podemos destacar:

  • Fallos en la placa electrónica.
  • Daños en el termostato. 
  • Rotura en el ventilador.
  • Roturas presentes en el compresor sobre la parte que corresponde al frigorífico.

Todos estos consejos y pruebas se detallan con el fin de enseñar a localizar una fuga de gas u otro problema antes de que pueda ser dañino para nuestra salud. Pero una vez localizado el problema es imprescindible llamar a un técnico especializado, y será él quién se encargue de solucionar la avería.

Esperamos que estos consejos te ayuden a detectar si tu frigorífico pierde gas.

Además, aquí puedes consultar todos los modelos de frigoríficos de Evvo.