¿Cuál es la diferencia entre una placa de vitrocerámica y una de inducción?

Son muchas las diferencias entre las placas de vitrocerámica y las placas de inducción, por eso es muy importante que conozcas toda la información necesaria para que puedas identificar cuál de estos dos modelos es la mejor opción para que puedas equipar muy bien tu cocina

Es muy importante elegir el equipo ideal de cocina, por eso debes tener en cuenta diferentes aspectos como los recipientes que usarás para cocinar ya que no todos funcionan con todas las placas, de igual forma el mantenimiento que se debe realizar, la facilidad de la limpieza es un criterio muy importante a tener en cuenta.

La principal diferencia entre ambas placas es en cuanto al precio, las placas de inducción cuestan por lo general dos o tres veces más que las placas de vitrocerámica, esto es muy importante a tener en consideración que tu presupuesto sea el necesario para poder adquirir uno de estos dos productos.

En una placa de inducción puedes tardar la mitad del tiempo ya que cuenta con un sistema de cocción distinto el cual consiste en calentar los recipientes mediante campos electromagnéticos. En cambio la placa de vitrocerámica posee un sistema de cocción distinto que calienta los recipientes con un calor radiante debido a su uso de resistencias.

El gasto energético entre ambas es distinto, la placa de inducción cuenta con un consumo de 30 o 40% menos que una placa de vitrocerámica ya que calienta directamente los recipientes y no tiene fugas de calor. Con las placas de inducción se puede limpiar inmediatamente después de cocinar mientras que con las cocinas vitrocerámicas se debe esperar a que se enfríe para poder limpiarlas.

¿Cuáles son las características de una placa de vitrocerámica?

Las vitrocerámicas cuentan con unas resistencias por debajo del cristal que se calientan para poder calentar la superficie y funcionan con energía eléctrica. Estas cocinas se basan en una placa lisa de cerámica vidriada, son muy seguras y se limpian fácilmente. Al calentarse la superficie de la placa permite que el calor residual se pueda aprovechar.

Estas placas permiten que se pueda hacer cualquier tipo de cocción, si necesitas usar un fuego muy fuerte debes precalentar el recipiente, ya que estos equipos no pueden calentar tan rápido. Puedes usar cualquier tipo de recipientes en estas placas, así que tus ollas no se podrán dañar.

Las placas de vitrocerámicas son un sistema de cocina eléctrica pueden tener una larga duración siempre y cuando tenga los cuidados respectivos para su conservación. Son ideales para todos aquellos quienes les encantan la gastronomía tradicional o las diferentes técnicas culinarias que hay en el mundo.

¿Cuáles son las características de una placa de inducción?

Las placas de inducción funcionan a través de crear un campo electromagnético el cual no produce calor hasta el momento que hace contacto con el recipiente, esto genera más seguridad porque la superficie no produce el calor, protegiendo a los más pequeños y mascotas en el hogar que suelen trepar a la zona de cocina.

Son la elección ideal para las cocinas familiares o para aquellas personas que tienen poco y no necesitan aplicar grandes técnicas en la cocina, quienes desean hacer una comida rápida. Cuentan con una gran facilidad para limpiarlas por lo que no perderás mucho tiempo con su limpieza.

La placa de inducción ofrece una eficiencia energética lo que permitirá ahorrar tanto en luz como en dinero. No necesita mucho tiempo para calentar las cosas por ejemplo el agua tardará en hervir unos cinco minutos, ya que enfoca el calor directamente al recipiente lo cual genera un calor constante y además no produce calor residual.

¿Cómo funciona la placa de vitrocerámica?

La placa de vitrocerámica funciona a través del calor que se genera por unas resistencias eléctricas que se encuentran por debajo del vidrio o cristal, dichas resistencias se encargan de calentar el cristal el cual para así transmitir el calor a los diferentes recipientes como el cazo, la olla o la sartén que se colocan encima para calentarlos.

Este tipo de cocina son las más frecuentes que se pueden encontrar, ya que solo necesitan de un enchufe para funcionar, por este motivo se volvieron muy populares debido a que se eliminó el gasto que implica construir toda la infraestructura que conduce el gas natural o las bombonas de butano reduciendo la contaminación, estos electrodomésticos no se calientan tan rápido como los de inducción.

¿Cómo funciona la placa de inducción?

Las placas de inducción son de las más modernas que existen por lo cual son las de mayor costo, estas funcionan a través de la creación de un campo magnético que al entrar en contacto con un recipiente de metal permite que se caliente. La inducción funciona a través del magnetismo cuando detecta el recipiente por lo que no hay riesgos de quemarse.

Las placas cuentan con una superficie hecha de cristal y con un botón con el cual se puede regular el calor. Estas placas cada vez son más populares brindando una mayor eficiencia porque permiten ahorrar tanto en energía como en dinero, son más seguras ya que al colocar la mano encima no se pueden quemar, en estas placas se deben usar recipientes hechos de metal ferromagnético.

Ventajas de usar las placas de vitrocerámica

Las placas vitrocerámicas comenzaron como una mejor opción y con una mejor estética que las cocinas de gas, esta es una gran solución eléctrica que cuenta con muchas ventajas. Son de bajos costos lo que ayuda a su economía además la limpieza se hace muy fácil cuentan con una superficie lisa que permite se limpie las impurezas o cualquier resto de comida.

Las cocinas vitrocerámicas pueden usar diferentes tipos de recipientes para calentar los que están hechos de hierro, barro, aluminio, entre otros más, no necesita de ollas especiales. Gracias a las resistencias los recipientes no se calientan al instante lo hacen progresivamente lo que es una gran ventaja en la cocción de algunos alimentos que no necesitan calentarse rápido.

Ventajas de usar una placa de inducción

Las placas de inducción son las opciones más modernas por lo que pueden ofrecer muchas ventajas que puedas contar con ellas. Estas cocinas consumen mucho menos electricidad exactamente un 20% menos lo que las hacen más eficientes, ya que solo actúa en la superficie de metal de los recipientes lo cual evita perdidas de calor innecesarias.

Estas placas se calientan más rápido gracias a la inducción electromagnética que de forma rápida transmite el calor sobre la superficie metálica de los recipientes, es ideal para hervir los líquidos, cocinar distintos tipos de alimentos o calentar una comida. Se puede controlar con precisión la temperatura de cocción, el imán que posee no cuenta con inercia calórica, se puede manejar digitalmente la potencia que se aplica. 

Dejar un comentario