¿Cuántas veces debo aspirar mi casa para que quede limpia?

¿Con qué frecuencia debo aspirar?

La aspiradora se ha convertido en un electrodoméstico esencial en todos los hogares españoles. Le ha quitado el puesto a la escoba convencional poniéndonoslo fácil y acortando las tareas del hogar. Gracias a una tecnología avanzada, la aspiradora Ai10 de EVVO se ha convertido en un best seller.  A pesar de que la aspiradora ha ganado mucha popularidad en los últimos años, todavía desconocemos el correcto uso de las misma en nuestros hogares. En el post de hoy vamos a tratar este tema en profundidad, para que tengas todas las claves que necesitas para que tu casa esté siempre impecable, siendo eficaz en lo que hacemos, cómo lo hacemos y cuándo. 

Todo dependerá en primer lugar, del tamaño de tu casa. Este aspecto puede no ser importante pero las casas muy grandes que no pueden ser limpiadas con asiduidad llevarán un ritmo distinto a las casas pequeñas. En segundo lugar la localización, ya que las casas de la ciudad tienden a tener más polvo que las casas en las afueras debido a la contaminación y polución que entra por la ventana de la calle en forma de pelusa o polvo. Una vez tenemos estas dos variables entran en juego el uso que le damos a la casa y cuantos la vivimos. Las casas en las que pasamos mucho tiempo se ensucian antes que en las que no estamos y mantenemos cerradas. Si nuestro horario laboral nos empuja a pasar fuera de casa 12 horas diarias, no tendremos que limpiar la casa tanto como si pasamos en ella muchas horas. No debemos olvidar que los que ensuciamos la casa, somos nosotros.

Nosotros recomendamos pasar la aspiradora los días alternos de la semana, cada dos días. Ahora bien, esto tendrá que venir de la mano de una limpieza en profundidad una vez a la semana o cada diez días. Si no hacemos esto y retiramos el polvo de todas las superficies, sólo tendremos más polvo que limpiar en el suelo a medida que cae al suelo.

Si no tienes tiempo o tu casa es muy grande, lo más interesante es hacerse con un robot aspirador que nos mantenga la casa durante la semana y nosotros le dediquemos un largo periodo de tiempo siempre que podamos.

¿Con qué frecuencia debo aspirar mi alfombra?

La superficie de nuestra casa, también repercutirá en el tipo y la frecuencia de limpieza que debemos hacer. Pues no es lo mismo limpiar parquet que moqueta. 

Si tenemos alfombras en nuestra casa, la frecuencia dependerá directamente del tipo de material y, como mencionamos antes, la ocupación de la vivienda. La recomendación estándar es una vez cada dos semanas. Si bien es cierto nosotros recomendamos que se tenga en cuenta que si hay niños o mascotas, la frecuencia de lavado, debe ser menor. 

Otra variable a tener en cuenta es la localización de la alfombra. Si es una alfombra que está debajo de una mesa donde desayunamos, comemos o cenamos. Lo más normal es que caiga algún resto de comida y requiere ser limpiado casi de manera diaria. Si somos amantes de la gastronomía y no comemos en casa ya que lo hacemos siempre en restaurantes de nuestra ciudad, que esté debajo de una mesa no significa que tenga que limpiarse diariamente. 

Limpieza diaria y limpieza semanal

Nosotros hemos dividido las tareas del hogar en dos categorías principales y recomendamos a nuestros lectores que hagan lo mismo. Estas son; las que debemos hacer diariamente y las que hacemos semanal. Una vez diseñadas las categorías es fácil ir metiendo en una columna otra según que tareas. En las categorías encontramos tareas como hacer la cama (diario) limpiar el polvo (semanal) o cambiar las toallas (semanal) Cada hogar tiene un ritmo, es importante hacerse eco de que ocurre y qué cosas se ensucian antes para anticiparnos y mantener la casa limpia. 

Todas las madres del mundo con su eterna sabiduría nos han dicho alguna vez, no es más limpio el que más limpia, si no el que menos ensucia.

¿Cómo usar la aspiradora sin dañar la alfombra?

La aspiradora no solo nos ayuda a aspirar y quitar todas esas partículas que se alojan en nuestra alfombra dejándola libre de migas y polvo entre otras cosas. Se considera por los expertos como método preventivo para que no se acumule suciedad en el futuro. De esta forma protegemos a la alfombra tener que deshacernos de ella porque tenga moho u hongos, entre otras cosas.

Recordemos que cuanto menos se aspire la alfombra, más veces habrá que sacudirla para quitar esa suciedad a la que ya no podemos llegar con la aspiradora. Este proceso deteriora las fibras con las que está hecha nuestra aspiradora. Esto además suele ir acompañado de un viaje a tintorería (sobretodo si nuestra alfombra no se puede meter en la lavadora y requiere limpieza en seco) con el coste añadido que eso supone. A la hora de pasar la aspiradora es importante hacerlo a la mínima potencia y sin pasar varias veces por el mismo sitio. Esto puede provocar que las fibras se deterioren más rápido. 

La técnica es importante al pasar la aspiradora

Lo primero que debemos saber de técnica es que antes de pasar la aspiradora hay que limpiar el polvo. Una vez el polvo está fuera de nuestras superficies altas, una fina capa se deposita en el suelo y es la que debemos retirar. La aspiradora tiene que estar limpia, no es necesario limpiar los filtros después de cada uso pero sí vaciar los tanques y asegurarse de que no hay pelos o pelusas pegados al cepillo motorizado. 

¿Cómo limpiar el suelo de parquet?

El suelo de parquet deberá limpiarse con movimientos lineales, usando de referencia las planchas en el suelo. Los movimientos deben ser suaves y sin generar presión, esto podría rayar el suelo de nuestra casa dejando marcas difíciles de retirar. 

¿Cómo limpiar el césped artificial?

El césped artificial de puede aspirar sin ningún problema pero es necesario tener varias consideraciones. En función de la calidad del césped puede ser más o menos sensible. En cualquier caso, recomendamos no aspirar a la máxima potencia para evitar desgarros. En segundo lugar, es esencial que el césped esté seco, si no, podemos dañar para siempre la aspiradora si esta no está preparada para aspirar sobre húmedo. 

¿Cómo limpiar muebles de madera?

Existen muchas formas de limpiar los muebles de nuestra casa, con agua, con producto, con plumero. Haz lo que creas que es mejor para tus muebles, pero retirar el polvo antes de aspirar es esencial para un aspirado fructífero. 

¿Se puede tener mascota y una alfombra limpia?

Esta pregunta nos la hacen mucho nuestros clientes y la respuesta es sencilla. Si, pero depende de nosotros. Los animales, al igual que los niños, no son conscientes de la suciedad y el desorden. Por lo tanto, está en nosotros educar y anticiparnos para mantener el orden y la limpieza en nuestra casa. Si a nuestro perro le encanta meterse en el barro, antes de dejarlo entrar, limpia bien sus patas. Si le encanta la arena y hay una alfombra particular que no quieres que se estropee, edúcalo en que no se puede tumbar allí. 

Lo importante es tener objetivos realistas, si vives en el campo y tu perro sale y entra continuamente son supervisión es muy probable que tu casa y tu alfombra no estén limpias el 100% del tiempo. Ahora bien. Si nos esforzamos en mantener una mascota limpia, la casa, también lo estará. 

La importancia de la aspiración regular

Para sentirnos cómodos en nuestros hogares es importante sentir la sensación de limpieza. No solo en el olor de la casa si no también en el ambiente que respiramos. Dormir en sábanas limpias, coger el mando de la tele sin partículas grises o andar descalzo sin que nada se te pegue a los pies es básico para sentirse agusto en nuestro hogar. Por eso limpiar pequeñas zonas o realizar trabajos de mantenimiento es esencial para sentirnos cómodos y no tener que esperar hasta la limpieza profunda. 

Dejar un comentario