Lavar con lavavajillas o a mano ¿qué es más barato?

Lavar la vajilla es algo que se hace con regularidad y depende del método que se escoja (lavar a mano o en el lavavajillas) podrá tener un ahorro en cuanto al uso energético y del agua. Según estudios de la Universidad de Bonn en Alemania dicen que utilizar un lavavajillas resulta ser más eficiente que lavar a mano, teniendo un consumo responsable, aunque también se pueden aplicar estrategias para aprovechar mejor el agua de grifo

En cuanto al uso del lavavajillas también se debe tener en cuenta la huella ecológica que sugiere el gasto de recursos referentes a la fabricación,  traslado y al terminar su vida útil suelen ser abandonados en vertederos porque no se suelen reciclar. Reclamación realizada por ecologistas en acción, por lo que se recomienda repararlos cuando estén en mal estado o adquirir uno que no cause daño al medio ambiente.

Los lavavajillas usan desde 7,5 y 10 litros de agua en cada lavado y en el lavado a mano se gastan de 100 a 200 litros, por lo que el ahorro del agua en el lavavajillas es mucho mayor.

Los lavavajillas usan programas de agua caliente y en el lavado a mano se puede regular la temperatura del agua manualmente, además estos requieren productos como la sal, anti-cal y el abrillantador que en el lavado a mano no los necesitas. Es importante para la limpieza en ambos casos que se usen detergentes buenos para la ecología.

Para saber cuál de los dos es el más barato o ecológico, si el lavavajillas o lavar a mano, debes considerar muchas cosas, si necesitas lavar solo pocos platos se puede lavar a mano con agua fría. Por el contrario, si hay muchos platos por lavar se recomienda usar el lavavajillas para optimizar el uso del agua y de la energía.

Es muy importante saber cuál de los métodos te resulta más útil para lavar tus platos, ya que debe haber un uso adecuado del agua para que no haya ningún despilfarro. Por este motivo se debe buscar una manera para poder reducir el consumo exagerado del agua. La comisión europea cuenta con dos normas obligatorias de ecodiseño que permite que los lavavajillas y las lavadoras sean mucho más eficientes cuando las estés usando.

Tips para lavar los platos a mano

Para evitar un gasto energético el lavado a mano se debe hacer con el agua fría , mientras se está enjabonando los platos se recomienda cerrar el grifo, para no desperdiciar el agua esto evitará que se malgaste. 

Debes configurar la presión del agua a intermedia la cual es ideal para que no salpique.

Se recomienda dejar en remojo los utensilios que tengan más suciedad, esto en el caso de aquellos restos que sean más difíciles de quitar, resulta muy conveniente dejarlos por unos minutos en remojo en agua caliente y jabón, para que sean más fácil quitarlos. Estos consejos los puedes encontrar en internet.

Tips para lavar los platos con un lavavajillas

Para sacarle el mejor provecho al lavavajillas debe tener en consideración ciertas cosas, si es un equipo de clase A , cuenta con una etiqueta energética significa en cada lavado consume menos agua. Los lavavajillas llegan a consumir hasta un 10% menos en energía y a través de unos sencillos pasos cómo usarlo siempre lleno y con una temperatura de 55 grados se puede ahorrar más.

Desventajas del lavavajillas

El uso del lavavajillas así como cuenta con ventajas posee también algunas desventajas entre las cuales están que no hay una norma para reciclar este tipo de electrodoméstico. En España hay que llevarlos al punto limpio, de igual forma no hay una orden que obligue a los fabricantes de equipos originales OEM que establezca programas para recuperar los electrodomésticos.

Al terminar la vida útil de estas máquinas ,cuando se procede a reciclarlos, se trituran de esta forma los metales son separados magnéticamente. 

Para hacer el lavado en el lavavajillas normalmente debe esperar a que esté lleno, y al utilizar agua caliente tenemos un aumento en el gasto energético. La huella de carbono se encarga de medir todas esas emisiones de gases que producen los equipos electrodomésticos.

¿En qué momento lavar a mano es más barato?

En teoría parece que usar el fregadero es la opción más económica en comparación con el uso del lavavajillas, ya que este tiende a gastar electricidad ya que siempre usa agua caliente. En cambio, lavar a mano se puede lavar con el agua fría o templada. En el lavavajillas no se puede lavar ningún utensilio que esté hecho de madera porque se puede dañar el material o romperse. 

El electrodoméstico trae consigo muchos otros gastos como del detergente, la sal, el antical y el abrillantador, los cuales son productos costosos. Además hay que tener en cuenta los gastos referentes a las materias primas utilizadas, el impacto en el medio ambiente y los residuos que provocan al llegar al fin de la vida útil.

Una desventaja del lavavajillas es que se debe esperar a que esté cargado completo de lo contrario saldrá muy caro, en cambio el lavado a mano se puede hacer en cualquier momento. Elegir un lavavajillas supondrá una serie de gastos desde la compra hasta la factura de electricidad.

¿Cuánto consumo energético usa el lavavajillas?

La tecnología permite una mayor eficiencia en el lavado y secado, además cuentan con un excelente ahorro de energía con una gran eficiencia energética. 

Los lavavajillas están hechos para ahorrar tanto agua como energía, a través de una distribución eficiente del agua y con la tecnología adecuada la cual usa mucho menos energía para tener un óptimo rendimiento.

El consumo de energía que tiene el lavavajillas es para calentar el agua, en algunos casos se puede escoger la temperatura, si se lava con agua fría o caliente esto dependerá del tipo de lavavajillas. Los de clase A cuentan con un modo ecológico que permite optimizar el consumo energético.

Dejar un comentario