Cómo lavar los bañadores sin estropearlos

El verano ha hecho su entrada triunfal y este año más que nunca toca turismo nacional en España. La mejor opción son siempre los lugares de playa o desconexión en los que podamos tomar un poco el sol y así recargar pilas para la vuelta a la realidad en Septiembre. 

En la playa y en la piscina, utilizamos prendas adecuadas como la toalla o los bikinis. prendas que a lo largo del año tienen poco uso pero que de repente tienen un uso masivo en unas pocas semanas. En este post vamos hablar de cómo cuidar de estos elementos para que nos duren más, cuidando la salud de las prendas y que estén siempre limpios. 

Nuestros clientes preguntan cuando se acerca esta fecha constantemente por la mejor forma de lavar estas prendas. Incluso nos preguntan si se pueden meter en la lavadora, sólo se pueden, si no que además es imperativo que se haga. 

Cómo se lavan los bañadores y las toallas

Los bañadores son prendas que pueden parecer difíciles de lavar pero una vez hemos sintonizado con lo que la prenda necesita es fácil y sencillo. 

 Lo más importante para alargar la vida de tus bañadores es limpiarlos siempre que vuelvas de la playa o la piscina, ya que el cloro y la sal acaba desgastando el tejido viscoso de los bañadores. Recomendamos ponerlos en remojo en cuanto se sube de la piscina o playa y frotar con un jabón neutro. Tender a la sombra en un lugar cálido y dejar que se sequen al aire. El sol puede desteñir estas prendas y como son prendas especiales no es necesario que se les dé el sol pues con el viento y la temperatura ambiente se secan rápido. 

En cuanto a las toallas, un cuidado con mimo es esencial para alargar su vida útil. Lo primero como siempre es leer la etiqueta de lavado y actuar acorde con ella. En general se recomienda un programa frío y corto con detergente suave ya que son prendas que se desgastan con facilidad. 

Para intensificar el color, podemos añadir una cucharada grande de vinagre en el aclarado ahorrando así el suavizante. Pues este producto no es muy bueno para las toallas de rizo ya sean de playa o de hogar.  Para secar las toallas, igual que los bañadores y bikinis, a la sombra mejor. 

Para quitar las manchas de la toalla es esencial identificar de qué mancha se trata pues no es lo mismo manchas de crema solar que de fruta. En cualquier caso, las toallas de verano hay que lavarlas a menudo y lo mejor para eliminar manchas es frotarlas en seco con un jabón suave. Dejar la toalla en remojo con un poco de limón es un remedio casero muy conocido que suele funcionar, sobre todo si la mancha es reciente. 

En cuanto a la fruta hay muchos remedios caseros pero sin duda lo mejor es hacerlo cuanto antes. Frotar con quitamanchas y lavar rápidamente en la lavadora con agua fría en un programa largo. 

Otra clave para alargar la vida útil de tus toallas es el guardado de un año al siguiente. Es importante guardarlas limpias y completamente secas. Lo mejor es hacerlo dentro de una bolsa de plástico con algunas bolitas de cedro o incluso fragancia de lavanda.  

¿Cada cuánto hay que lavar los bañadores y las toallas?

Como hemos mencionado con anterioridad, después de cada uso es conveniente enjuagarlos y darle un lavado rápido entre las manos. Ahora bien, es indispensable hacer un lavado de bikinis al menos una vez cada dos semanas en la lavadora. Deben lavarse dentro de una bolsita para prendas delicadas, con jabón delicado y en un programa corto sin mucha temperatura ni mucha centrifugación. Estos lavados semanales quitando manchas, exceso de cloro o sal e incluso la arena incrustada en el forro. 

 El truco de la sal y el vinagre

Puedes dejar tu bañador o bikini sumergido en esta mezcla unos minutos después de usarlo y después aclararlo completamente antes de tenderlo. 

Lavar siempre después de usar

Como hemos mencionado, siempre que vuelvas de la piscina o la playa tienes que aclarar tu bañador o bikini. Esto supondrá un ahorro a tu economía a la larga ya que cuidándolos bien los bikinis y bañadores pueden durar mucho tiempo. 

¿Y cuándo va a la lavadora?

A la lavadora pueden ir una vez cada dos semanas dependiendo del uso. Siempre en un lavado corto, en frío y dentro de una bolsa para prendas delicadas. Si, son prendas delicadas aunque a veces no las tratemos como si lo fuera. 

Cuidado al escurrir el traje de baño

Tendemos a retorcer la prenda para escurrir el exceso de agua después de lavarla. Esto estropea el tejido y la forma del bikini. Es mejor hacerlo despacio y por zonas. Si queda agua de más, se secará sin problema una vez lo hayamos tendido. 

Cuidado con el sol

Como hemos mencionado antes, el sol es perjudicial también para este tipo de prendas ya que suelen tener colores que se pueden apagar debido a la excesiva exposición al sol. 

Dale un respiro a tu traje de baño

Como cualquier prenda, cuanto menos te la pongas, menos se estropeara. Esto es así y alternar tanto bañador como toallas alargará la vida de estas. 

La plancha está prohibida

Nunca jamás planches un bañador pues automáticamente se que quedará pegado a tu plancha y estropeara no solo la prenda si no también tu máquina. 

Guárdalo bien a final de temporada

Esto es fundamental para que al año siguiente puedas disfrutar de tus prendas con normalidad. Limpias, secas y en una bolsa. Lo mejor es que estén en un lugar seco en el que no encuentren mucha humedad.  

Cuida tus bañadores, bikinis y toallas para tener una experiencia en la playa y en la piscina más tranquila y relajada. 

Dejar un comentario