Limpiar el lavavajillas como un profesional

Para disponer de un lavavajillas en buen estado y que ofrezca una mayor vida útil, es imprescindible efectuar una limpieza a fondo de forma periódica, tomando en cuenta las diferentes piezas que se encuentran en su interior, logrando así disponer de un electrodoméstico que ofrezca un funcionamiento siempre efectivo.

Es por ello que se detallan a continuación los pasos a seguir para limpiar el lavavajillas de manera adecuada:

  1. Limpiar el filtro: El filtro está ubicado en la zona inferior de la cubeta interior del lavavajillas, siendo importante antes de extraerlo quitar la bandeja inferior para mayor comodidad. Se recomienda limpiar mezclando agua y unas gotas de jabón para platos, en caso de una limpieza más efectiva agregue una mezcla de bicarbonato de sodio. Frote con un cepillo la mezcla en el filtro eliminando la suciedad y los restos de comida, y luego proceda a enjuagar y colóquelo nuevamente. En caso de mayor suciedad déjelo en remojo por 30 minutos en agua caliente antes de frotarla. Se recomienda efectuar la limpieza al menos una vez al mes en caso de uso constante.
  2. Rellenar el compartimiento para sal especial para el lavavajillas: Se efectúa solamente cuando el electrodoméstico notifique reponer la sal especial por medio de su piloto que se ilumina, por ello se desenrosca el tapón de rosca, se ingresa el embudo y agrega la sal en la cantidad que señale el manual del equipo.
  3. Limpiar las bandejas: Es recomendable limpiar la bandeja inferior verificando que no disponga de restos de comidas, siendo importante repasar los carriles para que corran fácilmente por medio de un paño húmedo y luego usar papel de cocina para secarlo.
  4. Limpiar la junta de la puerta: Usando un paño húmedo repasa la goma de la puerta del lavavajillas dado que se pueden acumular restos de comida incluso moho por la humedad y debe secarse con un papel de cocina para mayor efectividad.
  5. Revisa el dosificador de detergente y abrillantador: El dosificador se ensucia por la acumulación de restos de productos en el caso de que no se disuelva correctamente, por ello es recomendable comprobar que se encuentre limpio.
  6. Sacar las aspas y limpiarlas: En las aspas o brazos del interior del equipo se acumula la grasa y suciedad por lo que se recomienda efectuar su limpieza cada seis meses. En caso de que el modelo de aspas se pueda abrir se limpian en el interior con agua, jabón y vinagre diluido en agua o desengrasante y en caso de no desmontarla se introduce en un barreño con agua caliente y luego se colocan bajo el chorro de agua de grifo. Dejándolas secar luego para volver a colocarlas.
  7. Limpiar los conductos internos del lavavajillas: Es importante emplear productos especiales como limpiamáquinas junto a las pastillas y cada producto dispone de sus propias instrucciones, en general solo se desenrosca el bote y se coloca boca abajo en el lavavajillas en la bandeja, luego se cierra la puerta y se programa el ciclo de lavado. Se debe considerar que el lavavajillas debe estar vacío y la limpieza se recomienda efectuar una o dos veces al mes.

Formas de limpiar el lavavajillas: Guía definitiva

El lavavajillas es un electrodoméstico empleado diariamente para limpiar los platos y utensilios y se debe considerar en todo momento su limpieza adecuada para que pueda disponer de una vida útil más prolongada y para ello se dan a conocer algunos productos caseros que pueden ser empleados para una limpieza más efectiva:

  • Limpiar el lavavajillas con vinagre: Para una limpieza efectiva es empleado el vinagre dado su uso como limpiador ecológico y para ello debes aplicarlo tomando en cuenta los siguientes pasos:
    • La zona de la puerta y la goma deben limpiarse ya que se puede acumular suciedad.
    • Limpie el filtro y vuelva a colocarlo.
    • Encienda con el programa de temperatura más alto.
    • Luego de 12 minutos aproximadamente encienda el lavavajillas y agrega un vaso de vinagre.
    • Cerrar el lavavajillas y dejar que el programa culmine adecuadamente.
  • Limpiar el lavavajillas con bicarbonato: Luego de limpiar el lavavajillas con vinagre blanco o cualquier otro producto se puede emplear el bicarbonato para complementar la limpieza, para ello tome bicarbonato y espolvoree por la parte de abajo y luego programa un ciclo de lavado corto con temperatura máxima, con ello se refresca el olor del equipo y se retira cualquier suciedad que haya quedado. 
  • Limpiar el lavavajillas con lejía: Este es un producto químico fuerte y debe ser utilizado con moderación, siendo aconsejable para retirar el moho. Se debe tener en cuenta si el interior o la puerta del lavavajillas es de acero inoxidable y de ser así se debe evitar el uso de este producto.

Cómo limpiar el lavavajillas por dentro si quieres comer en platos y vasos limpios de verdad

Limpiar el lavavajillas es importante para que tus platos y vasos salgan limpios en todo momento siendo recomendable efectuar un mantenimiento periódico del mismo para que lo cuides y se mantenga por más tiempo. Por ello toma en consideración los siguientes pasos para efectuar una limpieza efectiva del lavavajillas por dentro:

  1. Elimina los restos de comida a diario empleando papel cocina para recogerlos, incluso se deben sacar las aspas y rejillas para limpiarlas, asegurando de esta manera que los restos de comida no se acumulen. Prestando atención además a las gomas y juntas de la puerta.
  2. La puerta se debe limpiar una vez a la semana con una bayeta, estropajo suave o esponja, con solo mojarla y pasarla por el interior de la puerta, además de sus bordes laterales y superior. El dosificador de detergente se debe verificar eliminando los restos generados por las pastillas.
  3. Semanalmente retira y enjuaga el filtro, para ello se debe extraer y proceder a lavarlo bajo un chorro de agua, aplicando además un pequeño cepillo y frotando suavemente. Otra opción recomendada es sumergir el filtro en agua caliente con jabón por una hora y luego se frota con un cepillo de cerdas de nailon para enjuagarlo y colocarlo nuevamente en el lavavajillas.
  4. Efectuar una limpieza profunda por lo menos una vez al mes que incluya las paredes internas aplicando vinagre blanco y luego se ejecuta un programa de limpieza con el lavavajillas vacío. 
  5. Los malos olores se evitan colocando medio limón en las cestas superiores sustituyéndolo cada dos o tres  lavados. Otra opción a considerar es espolvorear un vaso de bicarbonato dentro de la máquina completamente vacía, cierre la puerta y déjela toda la noche, luego llene una taza con vinagre blanco y colóquelo en la rejilla superior programando un ciclo de agua caliente y espere a que el mismo culmine.

Dejar un comentario