Pasos para limpiar la batidora de mano

El uso constante de productos de limpieza de tipo abrasivo y tóxico para limpiar la licuadora a la larga afecta la superficie del electrodoméstico, así mismo puede generar olores desagradables y convertirse en nocivos para el entorno y la salud. Pero en casa disponemos de ciertos ingredientes que permiten que el proceso de limpieza de su licuadora sea más fácil y de esta manera no se generen mayores consecuencias.

El vinagre es uno de ellos, conocido por sus propiedades desinfectantes y en la limpieza de su licuadora se puede usar preparando un vaso con agua caliente, agregando una gota de vinagre blanco y una de detergente para lavavajillas dejando actuar por unos minutos, luego colóquelo en la licuadora y enciendela por un minuto a velocidad media para obtener excelentes resultados.

Otro ingrediente que puede utilizar es el bicarbonato de sodio dadas sus propiedades desinfectantes y que elimina los malos olores. Para ello emplee una cucharada en el recipiente de la licuadora con ¾ de agua caliente y ½ cucharada de detergente para lavavajillas. Esto permite eliminar malos olores, manchas y restos de residuos de alimentos, si aún se observan residuos repita el paso por lo menos dos veces más y finalice enjuagando el vaso con agua caliente y secándolo con un paño.

En relación a la base la mayoría son de acero inoxidable y puede realizar su limpieza utilizando una solución casera, tomando una botella pulverizadora y colocando la mitad con agua y la otra mitad con vinagre, rociando la superficie de la base para asear y frotar con un paño suave. En el caso que la base de la licuadora se encuentra fabricada de plástico se puede emplear en su limpieza un poco de jabón y un paño para secar.

Así mismo se pueden utilizar otras alternativas como el bicarbonato de sodio con agua o un limpiador de cocina, siempre teniendo la precaución con el cable de alimentación, siendo recomendable usar un paño para secar y esperar por lo menos una hora para su posterior uso. 

Trucos para limpiar la licuadora en un dos por tres

Efectuar la limpieza correcta de su licuadora le permitirá garantizar su buen funcionamiento, dado que es un electrodoméstico de los más empleados en la cocina y para lavarla debe desarmarse permitiendo que su limpieza sea más efectiva.

Por ello se presentan a continuación dos trucos que debes tener en cuenta para limpiar la licuadora de una manera efectiva y mucho más fácil:

Primer truco - Limpieza profunda

  • Se requiere tener a la mano los siguientes elementos: jabón líquido, medio limón, paño de limpieza, agua caliente, cepillo, esponja y bicarbonato de sodio.
  • Se debe desconectar la licuadora y desarmar el vaso tomando en cuenta el modelo de la misma para desmontar sus partes: aspas, base y sello de la junta.
  • Después de desarmado el vaso se debe lavar con agua tibia y jabonosa.
  • En el caso de las aspas podrían requerir en la base un poco de aceite para lubricar y permitir que giren adecuadamente.
  • De no ser necesario desarmar la licuadora por completo se puede llenar con agua tibia hasta la mitad, colocando unas gotas de jabón líquido y un poco de bicarbonato, pero si tiene mal olor se puede agregar un poco de limón.
  • Procede a licuar por 30 segundos, dejando reposar por 10 minutos aproximadamente y luego limpia con agua y una esponja con jabón.
  • Se coloca boca abajo por unos minutos y se procede a secar.

Segundo truco - Limpieza rápida

  • Debe disponer de agua caliente, jabón líquido y paño.
  • En caso de haber licuado algo que no genere malos olores o no ensucie mucho esta solución es la más sencilla, solo se debe colocar agua caliente y jabón líquido en el vaso de la licuadora.
  • Se enciende la licuadora y se deja licuar por aproximadamente 30 segundos.
  • Coloca la licuadora en el grifo y enjuaga.
  • Para la limpieza del cable y el motor solo debe pasarse un paño húmedo con sumo cuidado en ambas partes.

Como limpiar una licuadora de la manera adecuada

Tras el uso constante de su licuadora son diversos los alimentos que se pueden adherir a las paredes del vaso, aspas y su tapa, los cuales con un simple lavado no son suficientes para su eliminación, así mismo el motor y el cable se ensucian pero es importante considerar que éstas son partes que no se pueden sumergir en agua.

Es por ello que se hace indispensable conocer cómo efectuar la limpieza de una licuadora de manera efectiva y para eso se muestran a continuación los pasos que debes tomar en cuenta para llevarla a cabo:

Primeramente se requiere disponer de los siguientes elementos: 

  • Lavaplatos líquido.
  • Medio limón.
  • Agua caliente.
  • Paño de limpieza.
  • Cepillo.
  • Bicarbonato de sodio.
  1. Lo primero que debe llevarse a cabo es desconectarla y proceder a desarmar el vaso de la licuadora, lo cual va a depender del modelo el cual se disponga, dado que en algunos casos la base, las aspas y el sello de la junta se encuentran separados y en otros se encuentran pegados la base y el aspa.
  2. Luego que el vaso se encuentre desarmado se debe lavar cada parte por separado, pero si la comida se encuentra pegada al mismo se debe utilizar el cepillo, usando luego agua tibia y jabonosa para efectuar la limpieza de manera más sencilla. Si las aspas requieren un poco de aceite se pueden lubricar en este paso para que así puedan girar de manera más efectiva.
  3. En caso de no desmontar el vaso los restos de comida se eliminan llenando la mitad del vaso con agua caliente y colocando unas gotas de lavaplatos líquido o un poco de bicarbonato, adicionalmente para eliminar el mal olor se puede colocar medio limón con cáscara y se procede a encender la licuadora por treinta segundos o hasta observar que las partículas se desprendan, dejándola reposar por 5 o 10 minutos. Si se requiere se puede repetir nuevamente.
  4. Dado que la licuadora ya se encuentra bien limpia se retira el líquido y se procede a lavar como de costumbre empleando para ello esponja y agua tibia.
  5. Luego que las partes se encuentren limpias y secas se vuelven a colocar nuevamente lista para su correspondiente uso.

Otro aspecto que merece una destacada importancia es limpiar el motor de la licuadora y para ello solo debe pasarse un paño humedecido en agua caliente y jabón, pudiendo ayudarse con un cepillo en caso de presentar restos difíciles de eliminar, secándolo bien para conectarlo. Por su parte para la limpieza del cable primeramente debe desconectarse y solo debe usarse un paño húmedo por el mismo logrando así eliminar el sucio presente.