TRUCOS FÁCILES Y RÁPIDOS PARA LIMPIAR EL MICROONDAS SIN DAÑARLO

El microondas es el electrodoméstico que más utilizamos en nuestra vida diaria y el que más descuidamos a la hora de limpiarlo.

La suciedad y los malos olores que se van acumulando afectan a su rendimiento y a la calidad del resultado de los alimentos, de hecho es el electrodoméstico que más gérmenes y microorganismos acumula. Por eso, es muy importante que no olvidemos hacer una limpieza del microondas tras su uso, ya que nos llevará apenas unos minutos y la próxima vez que lo utilicemos estará en perfecto estado para ponerlo a funcionar.

Conoce los secretos que te ayudarán a mantener tu microondas tan reluciente como el primer día y ¡sin necesidad de utilizar productos tóxicos!


AGUA Y LIMÓN

El limón tiene un alto poder desinfectante y es capaz de acabar con la mayoría de bacterias y gérmenes de nuestro hogar. Su ácido puede ser hasta seis veces mayor que el del vinagre.

Para limpiar el microondas con agua y limón necesitaremos: 

  • 300 ml de agua
  • Un limón
  • Una pizca de bicarbonato

Una vez conseguidos estos elementos debemos seguir los siguientes pasos:

  1. En un recipiente con aproximadamente 300 ml de agua, introduciremos el limón partido a la mitad o exprimido y una pizca de bicarbonato.
  2. Metemos la mezcla en el microondas y lo ponemos a máxima potencia durante 5 minutos. Veremos como va soltando vapor y el interior del mismo se va empañando. Esto hará que se ablande la suciedad.
  3. Cuando pasen los 5 minutos, abrimos el microondas y, con mucho cuidado de no quemarnos, sacamos el bol con la mezcla
  4. Por último, pasamos un paño por el interior para recoger la suciedad que se ha desprendido con el vapor.

VINAGRE

El vinagre blanco es muy utilizado como desinfectante en el hogar. Su principal componente, el ácido acético, ayuda a descomponer la suciedad.

Para desinfectar el microondas más a fondo podremos utilizar el vinagre de dos maneras diferentes: mezclado con sal o mezclado con bicarbonato.

VINAGRE Y SAL

Para hacer esta solución debes disponer de los siguientes ingredientes:

  • 250 ml de agua
  • Una cucharada sopera de vinagre blanco
  • Una cucharada de sal

Una vez tengamos los ingredientes llevaremos a cabo los siguientes pasos:

  1. En un recipiente con aproximadamente 250 ml de agua, vertemos el vinagre blanco y la sal. Lo tapamos con papel transparente y le hacemos unos agujeritos con un tenedor.
  2. Metemos la mezcla en el microondas y lo ponemos a máxima potencia durante 5 minutos.
  3. Cuando pasen los 5 minutos dejamos reposar la mezcla durante 10 minutos para que actúe, abrimos el microondas y, con mucho cuidado de no quemarnos, sacamos el bol con vinagre, agua y sal.
  4. Por último, pasamos un paño por el interior para recoger la suciedad que se ha desprendido por la humedad formada por el vapor.

VINAGRE Y BICARBONATO DE SODIO

En este caso necesitaremos:

  • 300 ml de agua
  • Una cucharada sopera de vinagre blanco
  • Una pizca de bicarbonato (en caso de que la suciedad sea más resistente)

Para que el vinagre haga su efecto, seguiremos los siguientes pasos:

  1.  En un recipiente con aproximadamente 300 ml de agua, vertemos una cucharada sopera de vinagre blanco.
  2. Metemos la mezcla en el microondas y lo ponemos a máxima potencia durante 3-5 minutos.
  3. Abrimos el microondas y, con mucho cuidado de no quemarnos, sacamos el bol con el vinagre y el agua.
  4. Por último, pasamos un paño por el interior para recoger la suciedad. En caso de que queden restos o mal olor, podemos diluir en un bol bicarbonato, vinagre y agua y utilizar esta mezcla para limpiar con el paño los restos más incrustados. Además, esta mezcla también se puede utilizar para limpiar el exterior.

BICARBONATO DE SODIO

El bicarbonato de sodio es muy eficaz para limpiar cualquier tipo de suciedad, pero, por sí solo, no desinfecta. Por eso es mejor utilizarlo junto a otros productos para que su efecto sea mayor.

En caso de que lo que necesitemos sea eliminar restos de comida que hayan quedado en el interior de nuestro microondas, el bicarbonato es nuestro mejor aliado. Sólo tenemos que echar un poco de bicarbonato sobre una esponja húmeda y podremos hacer una limpieza completa tanto el interior como el exterior de nuestro microondas.


JABÓN DE LAVAVAJILLAS

El detergente para lavavajillas al ser utilizado para limpiar piezas sobre las que comemos no es tóxico, por lo que es perfecto para limpiar el microondas.

Para ello, vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Agua 
  • Una cucharada de detergente
  • Una pizca de bicarbonato

Para dejar tu microondas reluciente con este truco sólo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. En un bol viertes el agua, una cucharada de detergente y una pizca de bicarbonato, para que al final quede buen olor. 
  2. Lo ponemos a calentar durante un minuto.
  3. Empapamos en la mezcla caliente una esponja y frotamos el interior del microondas.

 

TRAPO HÚMEDO

En este caso debemos humedecer un trapo en una mezcla de agua con detergente para lavavajillas y meterlo en el microondas, sobre el plato sin escurrir. Lo pondremos a máxima potencia durante 3 minutos, teniendo cuidado de que no se queme. El vapor que sale ablandará las manchas, será tan fácil de eliminar como esperar a que la bayeta se enfríe y pasarlo por el interior para retirar la suciedad.


CONSEJITOS EXTRA

LIMPIAR EL EXTERIOR

Cada vez que vamos a calentar algo tocamos el tirador y los botones del microondas, donde se acumula gran cantidad de polvo, gérmenes y bacterias, que no vemos pero están ahí.

Solemos limpiar las manchas del interior porque las vemos, pero del exterior pasamos por completo y es algo antihigiénico.

No es necesario invertir dinero en comprar productos especiales, con productos que tenemos por casa podemos dejar nuestro microondas impecable:

  • Mezcla de agua y amoniaco a partes iguales.
  • Detergente para lavavajillas.
  • Bicarbonato de sodio: solo o mezclado con vinagre.

Pero, ¡OJO! Limpiar el lavavajillas por fuera no solo comprende los botones, el tirador, la puerta de cristal o los laterales, no podemos olvidar la parte de atrás. Aunque no se vea o sea difícil acceder a ella, de vez en cuando debemos limpiarla porque acumula gran cantidad de polvo e, incluso, grasa de la cocina.

RECOMENDACIONES DE USO

Para mantener nuestro microondas siempre limpio podemos seguir una serie de consejos para evitar que se manche demasiado al usarlo:

  • Utilizar una tapadera especial para microondas mientras calentamos alimentos. Evitará que los restos de alimentos salten a las paredes.
  • Lavar la tapadera y el plato después de cada uso. Podemos meterlos en el lavavajillas o lavarlos a mano siguiendo el procedimiento habitual que utilizamos para lavar nuestra vajilla.
  • Quitar los restos de comida cuando saltan o se vierten líquidos en ese mismo momento.
  • Dejar la puerta abierta después de cada uso para ventilar.

 

Todos estos truquillos son aptos para limpiar cualquier electrodoméstico de tu cocina, por lo que puedes aprovechar y darle una pasada al resto.

Además, si tu microondas es blanco puedes consultar esta guía sobre cómo se limpian los frigoríficos blancos, donde te contamos algunos secretos para limpiar los electrodomésticos blancos y que conseguir que brillen como el primer día.

Puedes echarle un vistazo a los hornos-microondas de EVVO y comprobar lo fácil que es limpiarlos.



Dejar un comentario