¿Por qué no disuelve la pastilla de detergente en el lavavajillas?

¿Por qué no se disuelve la pastilla de detergente en el lavavajillas?

Que la pastilla del lavavajillas no se disuelva una vez acabado el programa de lavavajillas, es un problema mucho más común de lo que pensamos. Esto puede suceder por varios motivos. A continuación vamos a ir describiendo cada uno de ellos para que puedas identificarlo y erradicar el problema. En primer lugar, el fabricante importa y puede que no estés usando la pastilla que tu aparato requiere. Veremos este punto en profundidad más adelante. 

Por otro lado, el cajetín de la pastilla puede que no se esté abriendo correctamente y eso hace que no pueda entrar el agua. Esto es fundamental para que la pastilla se disuelva. En tercer lugar, puede ser que el aspa del lavavajillas tenga los orificios obstruidos. En las aspas colocadas en la parte superior del lavavajillas o en la parte inferior encontraremos unas aspas que giran arrojando agua a nuestra vajilla para que pueda lavarse. Estas aspas tienen orificios pequeños por donde sale el agua llegando así a todos los rincones de nuestro aparato.

Para asegurarnos que el lavavajillas haga correctamente su trabajo, tenemos que comprobar que el nivel de agua está correcto y que las aspas no chocan con ningún elemento que hayamos introducido, ninguna espátula, plato o cuchillo. 

Si todas estas comprobaciones extras no están causando que la pastilla no se disuelva, es probable que la avería sea un poco más grave. Esto puede pasar de forma habitual o de forma puntual y supone un deterioro para tu vajilla y sobre todo para tu aparato, acortando su vida útil. 

Lo más probable es que no estés usando el detergente adecuado para tu lavavajillas y para el programa que hayas escogido. Para programas rápidos con poca temperatura es mejor usar un detergente líquido en lugar de las tabletas, ya que al ser un periodo tan corto, no da tiempo a que la pastilla se disuelva tanto por el tiempo como por la temperatura.  Los comprimidos son más difíciles de disolver.

Si sigue pasando incluso en ciclos largos, puede que haya algo esté obstruyendo el dosificador como algún resto de comida o un utensilio de cocina que hace palanca al cerrar la puerta. 

¿Dónde cae la pastilla del lavavajillas?

En función del modelo de lavavajillas que tengamos, la pastilla puede disolverse y caer en uno u otro sitio de nuestro aparato. Es común que en algunos casos la cajetilla se abra y se disuelva en un cajetín en la bandeja superior de nuestro lavavajillas. Por eso si tu modelo es así y encuentras la pastilla en el cajetín, es posible que algo obstruya su salida al exterior. 

¿Que puede pasar?

  1. Algún cuchillo está frenando su salida. Asegúrate de poner el lavavajillas que todos los elementos están bien colocados. Si alguna espátula más grande de lo que debería estar colocada en posición vertical en lugar de horizontal, puede obstruir la salida de la pastilla haciendo palanca. 
  2. El cajetín no se abre a tiempo y esto puede ser por los motivos que hemos mencionado anteriormente
  3. El compartimento del jabón estaba húmedo. Esto puede indicar que a lo mejor no ha dado tiempo a que se disuelva y lo mejor es probar con otro detergente.
  4. Dentro de las averías frecuentes encontramos algunas que pueden estar relacionadas con que la pastilla no se disuelva. En primer lugar, que el lavavajillas no desagüe o que no se llene de agua. Estos inconvenientes necesitan ser revisados por un profesional y lo mejor es ponerse en contacto con el servicio técnico de EVVO ya que puede ser la cuba de desagüe y necesitaría revisión. Eso puede hacerse a través de nuestros teléfonos de contacto o nuestro email. 
  5. En función de la zona en la que vivimos y la calidad de agua de la que disponemos también podemos observar que nuestro aparato usa mucha sal y se estropee el descalificador. Este consumo excesivo puede ser provocado por la calidad de agua o por otros factores, en cualquier caso, lo más recomendable es preguntar a un profesional de nuestro equipo. 

Cosas que tienes que hacer para saber qué le pasa

Es de vital importancia conocer bien nuestros electrodomésticos. Solo así podremos saber qué les pasa y poder erradicar el problema antes de tener que llamar al técnico. Un cuidado y mantenimiento sano de nuestros aparatos alargan la vida útil del mismo y proporcionan una mejor calidad en su funcionamiento. 

Es importante atender a las señales lumínicas y sonoras que nos avisan de posibles problemas. Esto nos proporciona información para solucionar problemas sin tener que llamar al técnico. Esto puede trasladarse a cualquier electrodoméstico que tenemos en casa como por ejemplo la lavadora o el refrigerador. 

En el caso del lavavajillas es importante estar pendiente del filtro, de no meter la vajilla con trozos de comida y de usar un detergente de calidad. Debemos aprender a escuchar lo que necesita nuestro aparato. Eso puede ser no llenarlo mucho, usar otro tipo de programa más adaptado a lo que lavamos o elegir bien qué utensilios metemos a lavar. Meter por ejemplo cuchillos en nuestro aparato es mala idea si no queremos estar afilándolos cada dos por tres. 

El lavavajillas es un aparato que se ha convertido de primera necesidad y que no sirve solo para lavar platos, muchas personas lo usan para hacer recetas saludables entre otras cosas. Elegir el tamaño y el tipo que funciona con tu familia es esencial para no estropearlo dándole la función equivocada. 

Dejar un comentario