8 trucos para quitar manchas de tinta

Esas preocupantes manchas de tinta que creemos arruinarán para siempre nuestra ropa, pueden ser eliminadas a través de diferentes métodos. Uno de ellos es frotar la mancha usando un algodón impregnado en alcohol de 90º o alcohol metílico. Si se resiste, hay que repetir la operación teniendo cuidado de cambiar el algodón para que no se extienda la imperfección. 

Manchas de tinta: ¿por qué son tan difíciles de quitar?

Las manchas de tinta, sobre todo las presentes en la ropa blanca, son bastante difíciles de quitar. La razón es que la tinta es un producto con la suficiente fuerza para que sus pigmentos penetren rápidamente la superficie de la prenda y se queden allí convirtiéndose en algo casi imposible de eliminar.

¿Qué debemos hacer cuando hay manchas de tinta?

Cuando tenemos manchas de tinta en la  ropa blanca o en cualquier otra prenda, lo primero es actuar de inmediato, porque la tinta generalmente se seca de modo muy rápido. Entonces actuar rápidamente es lo que salvará esa ropa de la horrible mancha que ha dejado el bolígrafo o el rotulador.

Es importante saber el tipo de tinta que venía en el bolígrafo o rotulador, porque algunas son lavables ya que tienen una base de agua al tratarse de material para escolares.

Sin embargo, la tinta de un bolígrafo corriente es más difícil de eliminar. Tenemos también un tipo de tinta indeleble, lo cual significa que genera manchas permanentes que no serán posible quitar de nuestra prenda, al menos eliminarlas por completo.

Hay que eliminar el exceso de tinta, para lo cual es ideal usar trozos de papel de cocina que iremos doblando para formar capas. Este papel lo presionamos fuertemente sobre la mancha. Lo mejor es quitarnos la prenda y realizar esta operación sobre una mesa, para que la superficie rígida ayude a que la presión sea más efectiva.

Aquí es importante presionar y no frotar porque el objetivo es absorber el exceso de tinta y no extenderla por la ropa blanca.

Debemos destacar que si se trata de manchas de tinta al agua, serán más fáciles de quitar colocando la prenda en la lavadora con agua caliente, aunque a veces eliminarla dependerá del tipo de tejido.

Por otro lado, las manchas de tinta de bolígrafo o rotulador requieren de tácticas más elaboradas para ser eliminadas. 

Quitar manchas de tinta. Truco 1: alcohol

Una de las soluciones más sencillas para quitar las manchas de tinta en una prenda es humedecer un algodón en alcohol etílico y colocarlo encima de la imperfección, ya que es una forma de contrarrestar el efecto del pigmento. Debemos repetir el procedimiento las veces que creamos necesario y seguidamente poner a lavar la ropa en la lavadora.

Quitar manchas de tinta. Truco 2: vinagre y amoníaco

Cuando frotar con alcohol no funciona, otro truco que ha demostrado gran efectividad es utilizar una mezcla de vinagre y amoníaco que colocaremos en un recipiente. Primero colocamos el vinagre y luego solamente un poco de amoníaco para que no dañe la prenda o la ropa blanca. Dejaremos en remojo durante dos horas y luego lavaremos normalmente en la lavadora.

Quitar manchas de tinta. Truco 3: bicarbonato de sodio y agua oxigenada

Combinar bicarbonato de sodio con agua oxigenada es un truco bastante eficaz. Debemos mezclar ambos componentes y aplicar una dosis sobre la mancha. Dejamos que la combinación funcione durante 60 minutos y luego lavamos la prenda con normalidad.

Quitar manchas de tinta. Truco 4: alcohol y limón

El truco del alcohol para eliminar la mancha de tinta tiene una variación, y es que justo antes de aplicarlo, se puede colocar un poco de zumo de limón. Este procedimiento ha demostrado ser muy efectivo para quitar las manchas de tinta de bolígrafo o rotulador

Quitar manchas de tinta. Truco 5: laca para el cabello

Poco conocido pero muy efectivo, el truco de usar laca para el cabello para quitar manchas de tinta requiere que coloquemos primero papel de cocina debajo del área afectada. Luego rociamos con mucha laca la mancha hasta cubrirla totalmente. A continuación tomamos un paño un poco húmedo y vamos secando sin frotar. Veremos que la mancha se desvanece. Finalmente dejamos secar la prenda al aire.

Quitar manchas de tinta. Truco 6: leche

Famoso entre las abuelas pero olvidado en los últimos tiempos, el truco de utilizar leche para quitar manchas de tinta de bolígrafo o rotulador en una prenda o la ropa blanca es una estupenda idea de gran eficacia, muy poco agresiva con la ropa. Ponemos a calentar la leche hasta que alcance un punto medio, la vertemos en un recipiente y sumergimos la parte manchada. Dejaremos la leche caliente actuar unos minutos. Posteriormente, enjuagamos y lavamos.

Quitar manchas de tinta. Truco 7: lejía

Es esencial comentar que solamente utilizamos la lejía si la etiqueta de fabricación indica que puede aplicarse esta sustancia y si la prenda es blanca. Así mismo, podemos utilizarla en ropa blanca 100% de algodón. Nunca debemos aplicar la lejía directamente, porque perjudicaría los tejidos. Es importante diluirla en un poco de agua. Allí colocaremos la parte manchada y la dejaremos reposar.

Quitar manchas de tinta. Truco 8: glicerina

Calentamos la glicerina levemente y la aplicamos sobre la mancha. Si aún se resiste a salir, podemos agregar unas pocas gotas de amoníaco. Una vez ha hecho efecto, aclaramos el área y procedemos a lavar normalmente la prenda.

Quitar manchas de tinta. Aspectos clave 

A manera de recordatorio enumeramos a continuación los aspectos clave que debemos tener en cuenta para quitar manchas de tinta de bolígrafo o rotulador en una prenda o la ropa blanca:

  • Debemos actuar cuanto antes, en el momento en el que vemos la mancha. El tiempo es crucial con este tipo de manchas.
  • Hagamos una prueba previa del producto que vayamos a utilizar para quitar manchas. Es aconsejable hacerlo en el dobladillo o la costura interior. Así comprobaremos si da buen resultado.
  • No debemos restregar la mancha porque se extiende y se hace más grande. 
  • Cualquiera de las sustancias que hemos mencionado en este artículo debe dejarse trabajar por lo menos durante 10 minutos. 
  • Siempre debemos aclarar con agua antes de realizar el lavado formal de la prenda tratada. Para eliminar la sustancia elegida antes de meterla en la lavadora. 
  • Si no hemos logrado quitar las manchas en su totalidad, nunca debemos usar la secadora porque corremos el riesgo de que se asiente para siempre. 

Dejar un comentario