Cómo quitar sin dañar el horno el papel de aluminio pegado

En reiteradas ocasiones, el papel de aluminio es usado para cubrir la bandeja del horno y así evitar que la grasa y cualquier suciedad quede pegada en esa parte del horno. Sin embargo, su uso constante puede quedar adherido en el área, lo que puede llevar a que el horno se deteriore.

Es importante conocer la forma de retirar el papel de aluminio que se encuentra adherido, para ello contamos con métodos eficientes y eficaces que harán de esta tarea, algo rápido y sencillo; lo cual permitirá proteger toda la superficie interior del horno.

¿Por qué se recomienda quitar el papel aluminio del horno?

En los hornos más antiguos era muy común colocar una buena cantidad de papel aluminio en la parte inferior de la bandeja del horno. La idea detrás de esto, era protegerlo a la hora de cocinar, por ejemplo, alimentos que desprendieran mucha grasa

Una vez que hemos terminado de cocinar cualquier alimento en el horno, bastaba con retirar el papel de aluminio cuando este se hubiera enfriado, mantenido así, el fondo y la bandeja del horno limpia. Remover el papel aluminio también ayuda a que algunos alimentos, como el tomate, el arroz o una cazuela no adquieran un sabor extraño

Sin embargo, la mayoría de los hornos cuentan con el elemento calefactor justo debajo del revestimiento inferior, esto ocasiona que el fondo del horno se caliente muchísimo y huela a hierro fundido, por lo que el aluminio que en principio funcionaba como un elemento para proteger el horno, terminara derritiéndose y pegándose a este, estropeándolo por completo.

Pasos para poder quitar el papel aluminio del horno

Los hornos actuales tienen incorporada una opción de auto limpieza con agua, la cual, a pesar de sonar como una simple estrategia publicitaria para vender más unidades es, de hecho, una función muy real con la que cuentan muchos hornos y que puede llegar a ser muy útil, en combinación con alguno de los pasos que expondremos a continuación, para remover ese aluminio que se ha quedado pegado hasta en el vidrio del mismo. 

  • Se puede hacer uso de una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre blanco, esto ayudará a levantar todo el papel que se haya quedado pegado. Lo primero que se debe hacer es verter el bicarbonato de sodio en un recipiente grande. Seguidamente se agrega vinagre blanco hasta que se forme una pasta fina, para esto se suele utilizar como ayuda una batidora. Una vez dicha pasta se encuentre lista, con la ayuda de un paño seco se pasa a extender la pasta sobre la zona del horno que ha sido afectada. Terminado esto, se debe dejar que la pasta se asiente durante toda la noche. Finalmente, con la ayuda de un limpiador de aspiradora seco-mojado, se procede a eliminar el bicarbonato de sodio seco y cualquier residuo de papel de aluminio que haya quedado. 
  • Encender el horno en modo de autolimpieza, esto debido a que, al haber realizado los pasos anteriores, el papel aluminio no se encontrará adherido tan fuertemente y el proceso de autolimpieza podrá terminar el trabajo. 

Usar el método del limpiador de hornos.

Existen una gran cantidad de limpiadores de hornos que advierten que son productos que no deben usarse sobre el aluminio pues terminarían comiéndose a este. Eso es precisamente lo que queremos que ocurra y en lo que consiste este método. Primero será necesario tener un limpiador de hornos, que suele ser un producto a base de hidróxido de sodio y limón.

Una vez tengamos el producto en nuestras manos debemos seguir los siguientes pasos:

  • Dejar que el horno se enfríe en su totalidad.
  • Con la ayuda de una hoja de afeitar que no esté en uso, rasgar la mayor cantidad de papel aluminio que sea posible.
  • Ventilar el área.
  • Pulverizar el limpiador de horno en las partes que no pudieron ser removidas usando la hoja de afeitar.
  • Dejar que el limpiador este en contacto con el aluminio que queremos quitar por alrededor de 20 minutos. Finalizado este tiempo, limpiar el área.
  • Este proceso debe ser repetido tantas veces sea necesario para remover completamente el papel de aluminio pegado.
  • Finalmente, lavar el horno para eliminar cualquier residuo que haya quedado del limpiador de hornos utilizado.

Usar el método del vapor

Este método consiste en utilizar vinagre, bicarbonato de sodio y vapor para quitar el molesto papel de aluminio que se ha quedado pegado en el horno. Un dato importante que debemos tener en cuenta es que la utilización del bicarbonato de sodio es esencial para que este método funcione, dado que, al ser una base, neutraliza el ácido del vinagre y evita la corrosión en otras partes del horno.

Para este método se necesitará vinagre blanco, bicarbonato de sodio, toalla y agua. Se deben seguir los siguientes pasos:

  • Primero agregue en un recipiente un poco de bicarbonato de sodio, luego vierta un poco de vinagre blanco. Al hacerlo comenzará un proceso de efervescencia y la mezcla se espumará. Añada ahora una pequeña cantidad de vinagre y asegúrese de que se mezcle bien. Repetir este proceso hasta que se haya formado una pasta que tengan una consistencia parecida a la de la mantequilla o a la de una pasta de dientes.
  • Esparza sobre el papel aluminio pegado y déjela por toda la noche.
  • Por la mañana, limpie la pasta.
  • A continuación, busque una toalla de algodón (no de fibras sintéticas) y mójese en agua. Asegúrese de que la toalla esté lo suficientemente mojada para evitar incendios.
  • Doble la toalla y colóquela en el área de la lámina de papel de aluminio.
  • Encienda el horno y colóquelo a una temperatura de 200 grados F. Cierre la puerta de este y espere alrededor de 30 minutos. El agua que se encontraba en la toalla se termina evaporando y esto hace que el papel aluminio pegado se desprenda.
  • Espere a que el horno esté frío y remueva los trozos de papel de aluminio.

Usar el método de la gelatina naval

El método de la gelatina naval consiste en la utilización de una sustancia de color rosa que contiene ácido fosfórico, este se utiliza para eliminar el óxido del hierro o del acero inoxidable. Para realizar este método, se hará uso de un disolvente de óxido de gelatina naval el cual se encuentra disponible en ferreterías.

  • Dejar que el horno este completamente frio.
  • Rascar con mucho cuidado tanto papel de aluminio como sea posible usando una hoja de afeitar, espátula o algún otro instrumento que funcione como raspador.
  • Ventilar el área.
  • Con ayuda de unos guantes, aplicar una capa gruesa de gelatina naval en los trozos de papel de aluminio.
  • Dejar esta gelatina en el aluminio por 24 horas. Siempre manteniendo el área muy ventilada.
  • Limpiar el área y quitar cualquier trozo que haya quedado de papel de aluminio.
  • Repetir este proceso hasta que se haya logrado remover todo el papel pegado en el horno.
  • Lavar muy bien el horno con jabón para quitar cualquier residuo de la gelatina.

Dejar un comentario