¿Cómo cuidar el acero inoxidable?

Es importante limpiar los materiales de acero inoxidable con frecuencia, esta práctica evitará acumular manchas duraderas. También, es esencial no usar algún utensilio abrasivo o metálico. Si queremos lavarlos a conciencia podemos usar agua de una descalcificadora.

Los mejores utensilios de cocina son los que están fabricados con acero inoxidable, es un material duradero y súper resistente. Está entre los materiales más usados y lo podemos encontrar en la sartén o los cuchillos. Este material es perfecto para recetas en las que es necesario el uso de las altas temperaturas. 

Entre los cuidados primordiales del acero inoxidable en la cocina está el uso de los utensilios cubiertos de teflón, son esenciales para cocinar. Cabe destacar que cocinar con utensilios de acero inoxidable ofrece una gran ventaja para la salud y son de larga durabilidad.

Existe una gran duda con respecto a la antiadherencia del acero inoxidable. Podría ser complicado, pero es muy cierto que cuenta con una superficie poco porosa a diferencia de otros materiales. Aunque no utilizar la sartén con la temperatura adecuada y con algunos alimentos sin la cantidad de agua o grasa correcta, evitaría que se terminen pegando.

Es importante que las sartenes de la cocina sean de acero inoxidable, nos acorta el tiempo de lavado y nos hará la vida mucho más fácil. 

¿Qué es el acero inoxidable?

Es esencial conocer que el acero inoxidable es resistente a la corrosión, es por esto que se usa en múltiples ocasiones. Su gran resistencia a altos grados centígrados, permite que se adapte a diferentes usos en la industria alimenticia. Este material es el más usado no solo por su calidad, pues es muy accesible. Así mismo, son perfectos para evitar las alergias en zonas húmedas y con el PH muy ácido. Es simple, el acero es de gran garantía para las personas.

Básicamente, el acero inoxidable es plateado, esto determina que sean elementos muy decorativos y que combinen con el ambiente del hogar. Para mantener el acero inoxidable como el primer día, hay varias formas de limpiar y conservarlo súper brillante.

¿Cuáles son las características del acero inoxidable?

El acero inoxidable cuenta con excelentes propiedades que conocerás a continuación:

  • Las sartenes son especiales para evitar que la comida se quede pegada. 
  • Es un material que tiene la capacidad de soportar altas temperaturas, por lo que se considera perfecto para cocinar. 
  • No se oxidan porque incluyen una capa protectora en la superficie.
  • Además de ser fácil de esterilizar y limpiar, son anticorrosivos debido a los productos químicos que se usan en su fabricación.
  • No transmite sabores a la comida.
  • Soportan fuertes golpes, es por ello que se consideran duraderos. Aunque, se recomienda cuidarlos y evitar las caídas.
  • En cuanto a las sartenes son ligeras, esto promueve que no sea necesaria mucha fuerza a la hora de usarlas y aumenta su usabilidad. 
  • A pesar de no ser excelente conductor de calor, la mayoría de las sartenes y ollas incluyen una capa de aluminio o cobre. Esto se produce para añadir mejores conductores que tengan como resultado una cocción uniforme.

¿Cómo elegir el mejor acero inoxidable?

Es importante conocer algunos consejos para cuidar los materiales de acero inoxidable, además, es esencial considerar elegir el más adecuado. A continuación, conoce algunas consideraciones: 

  • Hay que tener en cuenta el tipo de acero inoxidable como el austenítico, martensítico, ferrítico, endurecibles y dúplex. 
  • La resistencia a la corrosión es esencial. 
  • También, el ambiente es un factor primordial, pues el producto estará expuesto y se debe seleccionar el grado adecuado. 
  • El acero inoxidable al ser tratado con tratamientos térmicos podría afectar la calidad del producto final. En cambio, los de tipo tratables térmicamente son martensíticos o endurecibles con grado 440C.
  • La resistencia al calor es indispensable, por ejemplo, las excesivas temperaturas como la del horno, aumentan la corrosión y añaden más presión sobre el acero inoxidable. Es importante que leamos las especificaciones del fabricante sobre los usos que se pueden hacer con las sartenes u ollas. 
  • Los grados austeníticos cuentan con cierta reacción magnética  o permeabilidad magnética. Esto garantiza que los grados que tienen cierta cantidad de níquel no son magnéticos en cualquier circunstancia. Los ferríticos y martensíticos de 400 son de alta permeabilidad. Los dúplex como 2101 y 2205 están en esta categoría.
  • El precio es un factor determinante, pues se relaciona estrechamente con la durabilidad. Por lo general, el acero inoxidable tiene larga vida y se justificaría un mayor costo con mayor calidad.

Consejos para cuidar los materiales de acero inoxidable

Es muy importante conocer un poco más sobre las características del acero inoxidable. A continuación, conocer algunos pequeños consejos para cuidar este tipo de materiales se vean relucientes: 

  • No es buena idea lavarlas cuando están calientes y es por ello que se deben dejar enfriar. Desde EVVO no recomendamos sumergirlas en agua fría estando calientes. Es sencillo, solo queda esperar a que se enfríen.
  • Para lavarlo no se usan esponjas de metal u otro objeto que se rayen. El hecho de que sean resistentes, no es sinónimo de que sean indestructibles.
  • Es común que la comida se pegue en ocasiones, en este caso se deja remojando con agua tibia con unas gotas de jabón. De esta manera, se va aflojando y no se necesita aplicar tanta fuerza con peligro de rayones. 
  • No se recomienda dejar en el fuego sin agua ni comida. Solo se debe usar por poco tiempo en caso de calentarla en caso de que alguna receta lo recomiende.
  • Si hay manchas, se suaviza con jugo de medio limón y una esponja para lavarla con jabón y agua tibia.

Siguiendo estos consejos para mantener las sartenes de acero inoxidable, se mantendrá la calidad por muchos años.

¿Cómo mantener el acero inoxidable brillante?

Mantener el brillo del acero inoxidable es indispensable para que los productos estén como nuevos. La cocina es un espacio donde la elegancia es fundamental, a pesar del tiempo este brillo debe permanecer.

El acero sigue siendo tendencia en la actualidad, pero el problema persiste cuando se marcan los dedos en el acero. Sin embargo, es sencillo de eliminar usando un paño de microfibra húmedo para secar y eliminar todas las marcas. 

Aunque parezca que sea difícil de limpiar, el mantenimiento en este tipo de materiales es sencillo. Al ser un material liso y no permeable es más higiénico y sencillo de mantener limpio. 

Es muy simple, con la ayuda de la esponja humedecida con agua y jabón neutro se repasa cuidadosamente. Ten cuidado con productos abrasivos, es mejor usar un producto delicado. 

No olvides que usar paños abrasivos puede causar rayones por lo que tener esponjas suaves o bayetas suele ser la mejor opción.

La mayoría de las cocinas profesionales incluyen productos de acero inoxidable porque es un material todoterreno. Estos se pueden encontrar en fogones, estantes, armarios e incluso en la encimera. Para estos lugares la higiene es necesaria, y este material facilita la limpieza. En este caso se usan productos especiales para mantener los gérmenes y bacterias aisladas.

Ante la contingencia de la actual pandemia, es importante mantener una higiene adecuada, por lo tanto una limpieza constante con agua y jabón o algún producto para estas superficies, será suficiente.

Las mejores opciones al natural para cuidar el acero inoxidable

Hay personas que evitan usar productos agresivos y prefiere los ingredientes naturales, estos son de gran garantía para limpiar el acero inoxidable

Por ejemplo, usar bicarbonato que es además un elemento muy bueno para limpiar toda la casa. Es considerado un buen comodín que dejará la encimera más brillante. Es muy sencilla su aplicación, se extiende con una esponja humedecida, para luego aclarar con un paño seco.

Se puede diluir vinagre en agua, es ideal para dar brillo y limpiar materiales de acero inoxidable como grifos y fregaderos. El zumo de limón devolverá el brillo deslumbrante al acero y aportará un rico aroma.

La ginebra, tiene un uso interesante para la limpieza. Es perfecta para dejar impecable cualquier superficie. Para aplicar se humedece el paño limpio y luego se frota el acero. Por tanto, no se necesita aclarar luego, aunque usar un paño sin pelusa dejará mejores resultados.

La cal del agua es una de las causas para que el brillo del acero inoxidable se desluzca. Esto es más frecuente en el fregadero y los grifos, es especial en aquellos lugares donde usamos agua fría. Ten en cuenta que existen productos anti-cal comerciales, aunque puedes hacerte el tuyo casero muy fácilmente. Para hacerte tu propio limpiador en casa solo mezcla agua, alcohol y vinagre en partes iguales, luego limpia y seca fácilmente. Puedes añadir algunas gotas de aceite esenciales con olor como el de eucalipto o el de limón para que la casa huela a limpio. 

Otra gran opción para recuperar el brillo es usar aceite de oliva y con la ayuda de un paño seco se aplica esta solución. Al ayudar a mantener el brillo logrará disimular cualquier rayón en la superficie. Ten presente que no se eliminarán al 100 % pero se notará menos. El mismo procedimiento se aplica con el uso del aceite de bebés.

 

¿Qué no se debe hacer con el acero inoxidable?

El acero inoxidable es un material súper resistente, es ideal usar productos adecuados para su limpieza. Hay productos que se deben evitar porque deterioran el material. Por ejemplo, la lejía o elementos a base de cloro son completamente abrasivos y quitan el brillo del acero.

Un grave error es emplear detergentes en polvo, porque raya de inmediato la superficie, así como los limpiadores de plata, también ocasiona corrosión en el acero.

Al contrario, lo que sí se debe hacer es limpiar el fondo de las ollas después de cada uso, de esta forma no se va acumulando la suciedad. Si tienen muchísimo sucio, se puede dejar remojando durante 30 minutos con agua caliente y jabón, después se friega con una bayeta que no dañe. En caso de no tener buen resultado, usa agua y amoniaco para tenerlas como nuevas.

¿Cómo cuidar la joyería de acero inoxidable?

Para mantener la calidad de la joyería de acero y plata, hay que hacerlo con cuidado. Una joya es un complemento que caracteriza a cada persona, es por ello que las cuidamos con el fin de alargar su vida útil. A continuación conocerás un poco más sobre estos elementos y cómo debe ser el manejo correcto para su mantenimiento.

La conservación de la joyería

Un punto clave a tener en cuenta es que la joyería es lo primero que se quita y lo último en poner. Esto se debe a que el maquillaje y el perfume dañan la joyería. Es por ello que colocar estas piezas después de vestirse y una vez se nos han secado los productos aplicados en nuestro cuerpo. 

En este sentido, es recomendable evitar el contacto con productos como spray, lociones, perfumes, agua de mar o artículos de limpieza. Puesto que estos químicos estropean la calidad del color de la joya. 

Por ejemplo, para el acero inoxidable es ideal usar un paño especial para limpiar joyería y evitar el uso de líquidos para plata. 

La joyería que heredarán tus hijos

Si quieres que las joyas te duren mucho tiempo y puedas dejarlas en herencia a tus hijos, debes evitar bañarte con ellas, lavarte las manos, hacer deporte o limpiar la casa con ellas puestas. Del mismo modo, hay que evitar golpear y someterlas a cambios fuertes de temperatura. Hay que evitar dormir con estas prendas porque se manchan y perjudican la salud de la piel.

Es esencial guardar las joyas en tela de gamuza y de manera individual, en caso de tratarse de piezas delicadas o antiguas.

El acero inoxidable es para siempre:

El acero inoxidable se ha convertido en tendencia desde los últimos años. Desde sus inicios, se veía en interiores, ahora es más concurrido en la nevera, lavadora, fregaderos y campanas decorativas, entre otros. El uso de este material se ha popularizado a encimeras de cocina y mobiliario.

Para finalizar, el acero inoxidable cuenta con una apariencia metálica que combina muy bien con los espacios modernos. A pesar de ser muy resistente, es un material que se raya con facilidad y es por ello que se debe evitar cepillos de alambres. Desde EVVO recomendamos limpiarlos a diario, de esta manera los restos de cal o comida se eliminarán sin mucho esfuerzo.

Deixar um comentário