¿Cómo estirar y ablandar cuero como un profesional?

Conocer cómo estirar y ablandar cuero resulta de mucha utilidad, pues siempre se puede presentar ese típico caso en el tenemos zapatos de cuero que nos quedan pequeños y se sienten incómodos, así como también se da el caso de las correas de cuero cuando están nuevas resultan muy complicadas de manipular.

Por cosas como estas, conocer algunos métodos para ablandar y estirar el cuero puede ser interesante. ¿Se puede conseguir con la lavadora o la secadora? por lo que te invitamos a continuar leyendo el presente artículo, ya que vamos a tocar de forma detalla como puedes lograr esto siguiendo algunas prácticas bastante sencillas desde casa. ¡Vamos a ello!

¿Cómo ablandar cuero de vaca: tu guía para un calzado listo para usar?

¿Quieres aprender a estirar y ablandar el cuero? Para ello existen diversas estrategias que puedes seguir y que, por supuesto, vamos a comentar a continuación una por una:

Tratar los accesorios con un acondicionador de cuero

En este caso un acondicionador para el cuero puede ser de mucha utilidad, ya que los aceites que estos contienen ayudan a lubricar el cuero poroso, lo que se doblará con mayor facilidad. Y claro, son productos que no dañarán la calidad del cuero.

En ese sentido, deberás aplicar el acondicionador con un paño limpio y lo vas a extender sobre toda la superficie del cuero frotando con movimientos amplios y marcados.

Este es un proceso que puedes y deberás repetir con frecuencia, ya que no sólo te ayudará a mantener tus artículos de cuero con buena movilidad, sino que también lucirán siempre como nuevos.

Desgastar el cuero con agua

El agua es sin duda una vía eficaz para ablandar muchas cosas, siendo el cuero una de ellas. En ese sentido, sólo necesitarás una botella con agua.

Así, vas a rociar la superficie de cuero de arriba abajo hasta que se acumule bastante agua en la zona, logrando que la humedad penetre en el cuero y logre que sea más maleable en sí.

Eso si, deberás retirar el exceso de agua con un palo limpio, y continuar con la aplicación de un acondicionador, ya que evitará que el agua dañe el cuero y le vuelva quebradizo.

Ablandar el cuero con calor

El calor sin duda será un gran aliado para mejorar la calidad de tus artículos de cuero, como pueden ser unos zapatos una correa.

Para ello solo deberás poner los artículos en la secadora y los resultados serán inmediatos con una temperatura media y por solo 10-15 minutos.

También, puedes optar por dejar el artículo en un lugar donde el sol refleje o, donde haya más calor y humedad. Incluso, puedes aprovechar cuando tomas una ducha caliente y aprovechar ese vapor para tener tus artículos de cuero allí.

Ablandar el cuero de forma manual

Este proceso es el más rústico de todos, pues vas a necesitar de un bate, martillo de goma o cualquier objeto parecido, ya que será ablandado a través de golpes estratégicos.

En ese sentido, puede doblarlo, apretarlo, golpearlo, como si estuvieses amasando para hacer pan, de esta manera, progresivamente perderá esa rigidez tan característica.

¿Cómo ablandar cuero reseco con un secador de pelo?

Ablandar cuero con secador de cabello sigue el principio que mencionamos anteriormente, y es que con la ayuda del calor se podrá moldear y perder rigidez, solo deberás llevar ese calor a las partes con más dureza y enfatizar hasta que se vuelva más moldeable en ese sentido.

Aplicar crema hidratante o un spray dilatador para ablandar zapatos de cuero

En este método, básicamente se consigue lo mismo que con acondicionador, y es que esas propiedades dilatadoras penetran y lubrican la superficie del cuero , y con la ayuda de unos cuantos movimientos este irá perdiendo rigidez, solo debes ser frecuente con ello hasta ver resultados.

Utilizar una bolsa de agua y congelador

Cuando se trata de zapatos de cuero personas afirman ver efectividad con este método, y lo único que debes sacer es llenar una bolsa plástica con agua, ponerla dentro del zapato y colocar en el congelador por unas horas, y verás como te sienta más cómodo el zapato. Además, puedes repetir el proceso de ser necesario.

Utilizar una nuez para ensanchar la puntera

Aquí el principio se asemeja mucho al caso anterior, solo que esta vez será una nuez quien, a través de una presión constante, logrará ablandar y estirar el cuero , haciendo que la punta se ensanche; aquí lo importante es que la nuez cuente con la presión necesaria para crear un estiramiento en el cuero.

Utilizar un espray dilatador

Este punto responde a uno comentado anteriormente, y es que como lo indica su nombre, un spray dilatador va a dilatar la superficie del cuero , lo que ayudado con unas pasadas con un paño aplicando fuerza, el cuero ganará más suavidad.

Utilizar alcohol isopropílico y vaselina

En este caso, sólo deberás pasar un algodón humedecido con alcohol sobre la superficie del cuero , luego, al secarse, procedes a colocar la vaselina y dejar que actúe toda la noche.

Después, solo vas a limpiar con un paño seco y verás como el cuero está más suave. Además, puedes repetir este proceso varias veces.

Intenta aplicar un poco de aceite

En este caso el objetivo está, en que el aceite logre impregnar en la superficie del cuero ,añadiéndolesuavidad y facilidad para doblarlo, lo que terminará en que este se va a estirar de por sí. Claro, es importante ser repetitivo en este proceso.

Usar un martillo para contrafuertes armados

Para estirar el cuero con la ayuda de un martillo, será necesario doblar el cuero y golpear en esa zona con fuerza, y así con toda la superficie hasta que se pueda moldear y lograr esa facilidad a la hora de doblarlo.

Hormas anatómicas

Con la ayuda de un par de hormas anatómicas lo que se logrará con los zapatos de cuero será un desgaste natural de forma forzada, ya que conforme los usemos, estas hormas van a estirar los laterales de los zapatos, por lo que conforme pase el tiempo mejor sensaciones tendrás al usarlos, solo será cuestión de que lo uses más seguido.

Deixar um comentário