¿CUÁNTOS AÑOS DURA UN FRIGORÍFICO?

Cuando amueblamos nuestra casa y compramos todos los electrodomésticos hacemos una gran inversión. Sabemos que todos estos electrodomésticos tienen una vida útil límite y cuando alguno tiene una avería puede suponer un gran gasto inesperado.

En lo primero que nos fijamos a la hora de comprar un electrodomésticos es en la relación calidad-precio, sin pararnos a pensar en la durabilidad

Según un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios, el precio permite hacernos una idea de la durabilidad de cada uno de los electrodomésticos independientemente de la marca que elijamos.

¿CUÁNTO DURA CADA UNO DE LOS ELECTRODOMÉSTICOS QUE TIENES EN TU HOGAR?

En este estudio mencionado, la OCU ha realizado una encuesta a 15.000 socios para determinar una duración media de cada electrodoméstico. Para ello, se han comparado diferentes marcas y tipos, desde grandes electrodomésticos, como frigoríficos o lavadoras, hasta pequeños electrodomésticos, como microondas o aspiradoras.

Mientras que para los grandes electrodomésticos se establece un baremo que ronda una media de 10 años de duración, a los pequeños electrodomésticos se le ha estimado una vida media de 9 años.


ELECTRODOMÉSTICO

VIDA ÚTIL MEDIA

Frigorífico

12 años

Lavavajillas

11 años

Secadora

11 años

Lavadora

10 años

Microondas

9 años

Aspiradora

8 años

Fuente: OCU


TIPS PARA ALARGAR LA VIDA ÚTIL DE TU FRIGORÍFICO

Cuando consideramos que un electrodoméstico está “viejo” y se nos estropea, pasamos por alto la opción de repararlo. Directamente acudimos a internet a buscar información sobre nuevos modelos. 

La tecnología avanza a pasos agigantados y cuando vemos todas las modernas e innovadoras funcionalidades que nos puede ofrecer un nuevo dispositivo, inmediatamente se nos activa el deseo de compra, sin ni siquiera pararnos a pensar si nuestro electrodoméstico ya ha agotado su vida útil.

Antes de pensar en sustituir nuestro electrodoméstico debemos pararnos a pensar en cómo cuidarlo mejor para alargar su vida útil y contribuir a la protección del medio ambiente

Por eso, la mejor opción es elegir marcas de electrodomésticos que utilicen materiales que permitan alargar la vida de los aparatos y faciliten su proceso de reciclaje.

Cuando se trata de conservar nuestro frigorífico, la limpieza y el buen mantenimientos son aspectos esenciales para aumentar su durabilidad. Si seguimos los consejos que ofrecemos a continuación, podremos alargar su vida útil hasta los 16 años.

COLOCARLO EN EL ESPACIO ADECUADO

El frigorífico debe estar alejado tanto de las fuentes de calor cómo de las áreas con agua.

Situarlo cerca del calor de la vitrocerámica o del horno puede hacer que esté en constante funcionamiento al percibir altas temperaturas de calor. Mientras que en espacios con agua donde se encuentra el fregadero, el lavavajillas o la lavadora corremos el riesgo de sufrir accidentes en caso de que se produzca una fuga de agua, ya que este aparato necesita estar trabajando constantemente con electricidad.

Lo ideal es colocarlo en una esquina de la cocina donde no moleste y situado a 10 cm de la pared para que pueda disipar el calor del motor.

NIVELAR EL FRIGORÍFICO

Mantener nivelado el frigorífico influye en el cierre hermético de la puerta. En caso de que nuestro refrigerador esté desnivelado la puerta no quedará sellada y los alimentos no se podrán conservar bien. El motor estará en continuo funcionamiento y se podría dañar.

MANTENER UNA TEMPERATURA CORRECTA

Hacer un mal uso de la temperatura del frigorífico y el congelador puede repercutir considerablemente en el gasto energético de nuestro hogar. Bajando los grados no quiere decir que vaya a enfriar más, sino que va a gastar más.

La temperatura se debe adecuar tanto a la capacidad como a la cantidad de alimentos. El frigorífico se debe mantener entre 3 y 4 grados centígrados y en caso de estar muy lleno se puede bajar a los 2ºC, mientras que el congelador debe estar entre los -15 y -18ºC.

DISTRIBUCIÓN CORRECTA DE LOS ALIMENTOS

Se recomienda no llenar el frigorífico a tope para que pueda quedar espacio entre los alimentos y la pared, 3 cm cómo mínimo. De esta manera, la nevera podrá repartir el frío por todos los alimentos por igual y evitaremos obstruir las salidas de aire.

COMPROBAR QUE LAS PUERTAS CIERRAN HERMÉTICAMENTE

Para comprobar si las puertas quedan bien selladas al cerrar el frigorífico puedes pillar un trozo de papel con la puerta y tirar para ver si conseguimos sacarlo. Si tienes que hacer mucho esfuerzo para poder sacarlo significa que las puertas cierran herméticamente. 

Te recomendamos que sigas este proceso cada cierto tiempo para no consumir más energía de la necesaria. Un refrigerador en malas condiciones puede hacer que el consumo de electricidad se dispare en tu factura.

Si quieres saber cómo conservar el cierre hermético de tu nevera, te dejamos nuestro post en el que encontrarás una serie de trucos para reparar la goma de la puerta del frigorífico y ahorrar energía

DESCONGELAR PERIÓDICAMENTE

Cuando se acumula demasiada escarcha dentro de la nevera, los alimentos no se conservan bien y el gasto energético aumenta. Si no tienes un frigorífico No Frost es conveniente que lo descongeles cuando observes que la capa de hielo que se forma en el interior tiene un grosor como máximo de 2 cm

Entre los frigoríficos de EVVO encontrarás una amplia variedad de modelos con tecnología No Frost para que puedas olvidarte para siempre de descongelar tu frigorífico. Pero en caso de que lo necesites, en esta pequeña guía te contamos todo sobre cómo descongelar tu frigorífico para que no olvides ningún paso y aprendas algunos trucos que alargarán la vida de tu electrodoméstico.

MANTENER SIEMPRE LIMPIO TANTO EL INTERIOR COMO EL EXTERIOR

Limpiar los electrodomésticos por dentro es tan importante como hacerlo por fuera. En ocasiones pensamos que como los alimentos se encuentran dentro del refrigerador es más importante mantener limpio el interior. Pero al igual que ocurre en el caso de otros electrodomésticos, mantener limpio el aparato por fuera también repercute en su funcionamiento y evitaremos daños en el electrodoméstico. Aproximadamente cada dos meses puedes utilizar una mezcla de vinagre y amoniaco o bicarbonato para limpiar a fondo tu frigorífico.

En este post, en el que te contamos todo sobre cómo dejar impoluto tu frigorífico tanto por dentro como por fuera, puedes encontrar la opción que más se ajuste a tus preferencias.

CONSERVAR SIEMPRE LIMPIO EL SERPENTÍN EXTERIOR

¿Qué es eso del serpentín? Se trata de un circuito por el que pasa el líquido refrigerante del frigorífico y se divide en dos:

  • Uno se encuentra situado en el interior y permite que el líquido refrigerante pase a baja presión, se convierta en gas y absorba el calor para mantener el interior del frigorífico a bajas temperaturas
  • El otro se encuentra situado en la parte trasera exterior del aparato y se encarga de aumentar la presión para expulsar el calor al exterior, por lo que el refrigerante pasará de estado gaseoso a líquido.

El serpentín interior se encuentra entre las paredes interiores y exteriores del frigorífico, por lo que no podremos acceder a él para limpiarlo. Sin embargo, el serpentín exterior puedes limpiarlo fácilmente utilizando un cepillo o un aspirador. Tan sólo tienes que desenchufar el aparato y mover el frigorífico para poder acceder a la parte trasera. Por eso recomendamos que al colocar el electrodoméstico no quede encajado y permita una fácil extracción para realizar esta limpieza.

¿SABES CUÁNTO TIEMPO PUEDES CONSERVAR LOS ALIMENTOS FRESCOS EN TU FRIGORÍFICO?

Cuando volvemos del supermercado y metemos la compara en el frigorífico, además de la fecha de caducidad, debemos tener en cuenta otros factores que van a permitir que los alimentos se conserven por más tiempo en la nevera y el congelador.

RESPETAR LA CADENA DE FRÍO

  • Debes revisar las etiquetas para saber cuál es la temperatura recomendada por el fabricante.
  • Cuando estés en el supermercado, dirígete primero a por los alimentos que no necesitan frío, después a por los refrigerados y al final vete a por los congelados.
  • Para realizar el trayecto a casa puedes utilizar una bolsa isotérmica para transportar los alimentos congelados.
  • Al llegar a casa empieza por guardar los productos congelados primero y después los que necesitan conservarse en la nevera.

CONSERVAR ALIMENTOS FRESCOS POR MÁS TIEMPO

  • Si compras un producto fresco que vas a tardar en consumir puedes pedir que lo envasen al vacío.
  • La carne y los pescados los debes colocar en las zonas más frías de la nevera, mientras que las frutas y verduras deben estar más alejadas del impacto del frío.
  • Cuanto más alejados estén los alimentos, conseguirás una mayor refrigeración.
  • Vigila los alimentos para que no pasen de la fecha de caducidad y evitar que puedan crear moho. Los alimentos con moho tirarlos inmediatamente a la basura para evitar que contaminen otros y los alimentos con fecha de caducidad cercana situarlos delante de otros que puedas consumir con más tiempo.
  • Si sabes que no vas a consumir inmediatamente ciertos alimentos, opta por congelarlos para que aguanten más tiempo

GUARDAR SOBRAS

  • Guardar alimentos que no están completamente fríos en la nevera pueden aumentar el gasto energético del frigorífico, pero es recomendable que cuando cocines y quieras guardar las sobras, introduzcas los alimentos cuando estén templados. Utiliza un recipiente limpio y bien tapado para evitar manchar la nevera y otros alimentos.
  • No dejes más dos días un tupper en la nevera. Al tercer día es mejor que lo tires para evitar intoxicaciones.
  • Recuerda que los alimentos abiertos se conservan en mejores condiciones cuando están tapados con plásticos y papel albal o cerrados con pinzas.

DURACIÓN DE LOS ALIMENTOS

Según la OCU, no todos los alimentos tienen la misma duración, ni se conservan durante el mismo tiempo en la nevera y en el congelador.


FRIGORÍFICO

CONGELADOR

Filetes de ternera

2-4 días

6-12 meses

Pollo o pavo

1-2 días

<=12 meses

Chuletas de cerdo

2-4 días

4-6 meses

Carne picada

1-2 días

3-4 meses

Salchichas frescas

1-2 días

1-2 meses

Lata de salchichas (abierta)

<=1 semana

No

Fiambre y embutidos

3-6 días

1-2 meses

Huevos

<=3 semana

No

Yema o clara de huevo

2-4 días

<=12 meses

Mayonesa (tarro abierto)

<=1 mes

No

Alimentos ultracongelados

No

*

Platos preparados

2-4 días

3-4 meses

Salsas y caldo de carne

2-3 días

2-3 meses

Sopas

2-4 días

2-3 meses

Pan

No

3-6 meses

Mantequilla

3-4 semanas

6-8 meses

Pescado blanco

1-2 días

6 meses

Pescado azul

1-2 días

<=3 meses

Leche fresca abierta

1-2 días

<=3 meses

Leche UHT

3-4 días

No

Fuente: OCU



Si estás pensando en comprar un frigorífico nuevo no olvides seguir nuestros consejos y aplicar todos estos trucos para evitar disgustos a tu bolsillo antes de tiempo. Recuerda revisar todas sus características y tener en cuenta que la elección correcta puede facilitar el mantenimiento de tu electrodoméstico. 

En EVVO incorporamos las tecnologías más innovadoras en todos nuestros frigoríficos para mejorar el bienestar de tu hogar.

Dejar un comentario